Estrategia de Negocios

Afores sufren un revés

Un revés al ahorro por la situación vivida al interior de las afores. La realidad es que el desempleo que se viene arrastrando en territorio nacional, provocó que el año pasado se contabilizaran ocho mil 456 millones de pesos que se retiraron de las afores.

Es una realidad que uno de los beneficios del ahorro de los trabajadores, es usar una parte cuando así lo requieran, aunque esto es una vez cada seis años.

Sin embargo, esta práctica que se prevé pueda repetirse una vez más este año en curso, podría ser un revés para el ahorro de los trabajadores, dado que el nivel de 6.5% que se destina a este concepto no es
suficiente.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para Retiro (Consar) durante el año pasado, se contabilizaron ocho mil 456 millones de pesos de dinero que se retiró de las afores por concepto de desempleo.

Un incremento de 17% en comparación con los retiros que se hicieron a lo largo de 2012, cifra de las más elevadas desde 2009, cuando se enfrentaba una crisis económica internacional.

En fin, todo parece indicar que este año el elemento inflacionario seguirá haciendo de las suyas reduciendo el poder adquisitivo de la población, provocando que las personas tengan que hacer frente de las herramientas necesarias, aunque están no sean precisamente las más adecuadas. A fin de cuentas se resuelve un problema momentáneo, para desequilibrar uno de largo plazo.

No hay que olvidarlo, 76.3% es lo que ha perdido el poder adquisitivo del salario mínimo en el último cuarto de siglo.

Por lo pronto, de acuerdo con el Centro de Análisis Multidisciplinario se establece que durante las últimas tres décadas con un salario mínimo se podían comprar 50.9 kilogramos de tortilla. Sin embargo, en este año el volumen cayó 5.1%, es decir, 45.7 kilogramos.

En 2010, 49% de la población ocupada se encontraba dentro del rango de entre cero y dos salarios mínimos diarios, lo cual no dista mucho de la realidad actual. En términos monetarios, implica recibir por un día de trabajo máximo 114 pesos con 92 centavos; 10% no recibe ingreso alguno, y 14% sólo una percepción mínima por día de labor.

En los últimos 26 años, de 1987 a la fecha, el mínimo era de 6.47 pesos por día, hoy es de 62.33, la tasa de crecimiento relativa fue de 863.37%, lo que implica un aumento de 55.86 pesos.

En fin, se espera que con las nuevas reformas estructurales y las inversiones nuevas que se proyectan, la mano de obra no sólo se mantenga sino se eleve, aunque el poder adquisitivo es muy difícil que se pueda equilibrar y más aún recuperar.

Así que es apremiante que entre las estrategias de las afores se pongan medidas en serio, a fin de que se establezcan mejores condiciones para los trabajadores y que el momento de la jubilación no se vuelva un costo extra como país.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: