Estrategia de Negocios

Ahí viene el Seguro de Desempleo

¿Funciona o  no funciona el seguro de desempleo en territorio nacional? Hay quien dice que no, dadas las circunstancias económicas del país, pues se tendría que tener una partida presupuestal para ello, y sólo funcionaría una vez cada cinco años por un periodo de seis meses, según el planteamiento inicial. Claro, siempre y cuando el periodo laboral no se extienda más allá de un año.

Hay quien dice que bajo las circunstancias que ahora operarán será viable un seguro de desempleo.

Lo cierto es que a partir de este mes comenzará la operación del régimen de financiamiento del Seguro de Desempleo; por lo menos es la propuesta que se gesta al interior del Congreso.

El objetivo es otorgar un apoyo a los trabajadores que se ubiquen en el desempleo, de tal forma que permita mitigar el impacto negativo en su bienestar y el de su familia, por la pérdida de ingresos laborales.

Según información que corre en los pasillos de la Cámara de Diputados, el Seguro de Desempleo comenzará a otorgarse a partir del 1 de enero de 2015 y su cobertura es la de los trabajadores afiliados al régimen obligatorio de la Ley del Seguro Social.

En los requisitos para hacer uso de esta nueva figura se encuentran los siguientes: haber cotizado por lo menos dos años en un periodo no mayor a tres años; haber permanecido desempleado al menos 45 días naturales; no percibir otros ingresos económicos por concepto de jubilación o pensión y acreditar el cumplimiento de los requisitos comprendidos en los programas de promoción, colocación y capacitación a cargo de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

El planteamiento es que el Seguro de Desempleo solamente será para los mexicanos que cotizan en el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS), el cual tiene un padrón de poco más de 16 millones de trabajadores.

La estrategia a seguir, por lo menos, es que el Estado conforme un fondo solidario con un monto de nueve mil millones de pesos para el primer año, recursos que deberán ser administrados por el Banco de México (Banxico) y que se usarán si las cotizaciones del empleado no alcanza cubrir el seguro del desempleo.

En las reglas de operación del Seguro de Desempleo se estableció que el cobro del mismo consistirá en un máximo de seis pagos al mes, el cual será dividido en dos etapas, en donde se toma en cuenta un porcentaje del salario base de cotización, pero sin contar prestaciones.

El primer pago corresponderá a un monto equivalente a 60% del salario base de cotización que, en promedio, haya percibido el trabajador en los últimos dos años.

“En el segundo mes será hasta por 50% y en los restantes cuatro meses hasta por 40%”, difundió el CEFP de la Cámara de Diputados.

Ahora bien, se estableció que cada cinco años los trabajadores podrán acceder al seguro de desempleo, mientras hayan cotizado por dos años consecutivos en el IMSS.

En fin, la realidad es que este esquema de seguro de desempleo sea estudiado con detenimiento, con el objetivo de que verdaderamente sea un apoyo para las familias mexicanas  y no se vuelva un desfalco financiero.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: