Estrategia de Negocios

Ahora sí, por la obesidad infantil

rielena Vega

Por fin se hará algo con la obesidad infantil. La pregunta ha estado latente por varios años y parece que ahora sí se tomaran cartas en el asunto vía la Secretaría de Salud, al mando de Mercedes Juan.

Todos sabemos que México ocupa el primer lugar en obesidad infantil y ello se refleja en un costo enorme, considerando que es el futuro y que se verá reflejado en un corto, mediano y largo plazos en enfermedades crónico-degenerativas.

La medicina parece que dejará de ser paliativo, dado que las cifras son alarmantes.

La obesidad definida por la Organización Mundial de la Salud como un índice de masa corporal de más de 30%, se estima que es responsable de entre 1% y 3% del gasto total en salud en la mayoría de los países y entre 5% y 10% en Estados Unidos.

De acuerdo con la OCDE, los países desarrollados siguen incrementando su costo país vía el sobrepeso, al elevar los costos de atención médica y acumular más presión sobre los sistemas de salud.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, con sede en París, encontró índices de obesidad que varían mucho de un mínimo de 4% en Japón y Corea, y 30% o más en Estados Unidos y México.

Sin embargo, en más de la mitad de los 34 países integrantes de la OCDE, por lo menos una de cada dos personas tiene sobrepeso u obesidad y se prevé que las tasas aumenten más. En algunos países, dos de cada tres personas serán obesas dentro de diez años.

La medicina o la solución que se plantea en el gobierno federal, nos aseguran, se basa en comenzar una campaña de información tanto para los derechohabientes de salud pública como para la población en general, fomentando una mejor alimentación y desmitificando que la comida saludable es aburrida o no tiene sabor. Además de fomentar el juego y la actividad física.

Recientes estudios detallan que los niños que están en buena forma física absorben y retienen nueva información con más eficacia que los niños que están fuera de forma.

Un estudio presentado en mayo en el American College of Sports Medicine, encontró que los estudiantes de cuarto y quinto grado que corrieron durante al menos diez minutos antes de un examen de matemáticas obtuvieron puntajes más altos que los que se sentaron en silencio ante el examen.

Hasta la fecha, ningún estudio ha definido de qué manera el acondicionamiento físico puede afectar a los niños, pero sí lo recomendado es por lo menos una hora de actividad física vigorosa.

Habrá que esperar a que dichos pasos que se den en la Secretaría de Salud en pro de una mejor vida para los mexicanos estén acompañados de una estrategia en escuelas, iniciativa privada y familias, pues la obesidad no es culpa de unos, ni de que exista comida denominada chatarra o con altos niveles de azúcar, sino de una cultura alimenticia mal fundamentada, y por supuesto de un desbalance económico en el país.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: