Estrategia de Negocios

Alianzas inconclusas

Las alianzas entre dependencias de gobierno e iniciativa privada, se ha comprobado,  son un elemento necesario en el avance de programas que ayudan a elevar la competitividad, el esquema laboral e incluso a la formación de una cultura.

Todo parece que es en el segmento del sector salud en donde avanzan con mayor fuerza dichas alianzas, con apoyo de la secretaria del ramo, Mercedes Juan; sin embargo, es necesario que se pula la forma en que se están dando, con el objetivo de que los resultados tengan mayor impacto.

Por ejemplo, empresas como Lilly, al mando de Carlos Baños, van con todo en la conformación de una cultura de prevención contra la diabetes, enfermedad por demás importante, al considerarse una de las tres primeras causas de muerte y de enfermedades crónico-degenerativas, que en territorio nacional pasan factura al ubicarse entre los países que concentran a más personas con enfermedades crónicas degenerativas, de entre 20 y 79 años.

De ahí que se debería de pensar en campañas que tuvieran una mayor resonancia, donde la fortaleza tanto de la iniciativa privada como del gobierno se hiciera valer.

Otra prueba es lo que hace Nestlé, que dirige Marcelo Melchior, en pro de conformar una cultura hacia una mejor alimentación, con miras a disminuir el nivel de obesidad que en territorio azteca existe.

Problema por demás grave, al considerar que las pérdidas equivalen a 250 mil millones de pesos ante la mala alimentación, que afecta la productividad de las personas económicamente activas; sin embargo, el problema es más grave al considerar a la niñez y a las personas mayores.

De ahí que las campañas que comenzó esta empresa de origen suizo, con aval de la Secretaría de Salud, deberían no sólo de tener el visto bueno, sino un mayor impulso de largo plazo.

Aunque, en ambos casos, las cosas van avanzando y es mejor empezar que no hacer nada.

En donde las cosas sí deberían tomar mayor seriedad es en el tema de talento médico, donde se ve involucrada la máxima casa de estudios, al mando de José Narro, dependencias como el ISSSTE, que encabeza Sebastián Lerdo de Tejada y escuelas extranjeras, en su mayoría de Sudamérica.

Donde se busca detonar la llegada de médicos extranjeros a realizar su especialidad en alguna dependencia de salud pública.

Programa atractivo que brinda la posibilidad no sólo a estudiantes del extranjeros, sino también a nacionales de una especialidad en activos. El único pero es que el paso por esta profesión se vuelve una travesía, donde el costo de la burocracia es económicamente alto y la escasez de elementos con los que deberían de contar dichos médicos no existen. Incluso, ni el costo de más de tres mil dólares por estudiante extranjero, los estudiantes cuentan con una bata. La razón, por falta de recursos.

Es una realidad que cuando se dan pasos importantes se debe aplaudir. Pero también es necesario que dichos pasos se planean para que sean a  largo plazo y den, verdaderamente, frutos.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: