Estrategia de Negocios

Auditan a la SEP

Interesantes los datos que saltan de la Auditoría Forense: 13-0-11100-12-0244 DS-010 de la ASF a la Secretaría de Educación, al mando de Emilio Chuayffet.

Auditoría que se seleccionó con base en los criterios cuantitativos y cualitativos establecidos en la normativa institucional de la Auditoría Superior de la Federación para la integración del Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2013, considerando lo dispuesto en el Plan Estratégico de la ASF 2011-2017.

De la cual tenemos una copia en nuestro poder y cuyo objetivo fue fiscalizar la gestión financiera para verificar que los recursos asignados a los proyectos de adquisiciones y servicios se hayan ejercido, registrado y comprobado de acuerdo con la normatividad y legislación vigentes.

El universo por 368 mil 968.3 miles de pesos corresponde al total de contratos y/o convenios suscritos por la SEP al amparo del artículo 1, párrafo quinto, de la LAASSP, para el desarrollo de diversos proyectos, de los cuales por su representatividad se seleccionaron para su revisión cuatro por 311 mil 942.0 miles de pesos.

Debido a que la ASF ha observado irregularidades durante tres años consecutivos de fiscalización en este rubro y, no obstante las recomendaciones, denuncias de hechos presentadas y las acciones promovidas, persiste la práctica de que las dependencias y entidades de la administración pública federal realizan adjudicaciones directas con universidades públicas, otros institutos de educación y entre dependencias y entidades en los tres órdenes de gobierno.

Lo que sale a la luz, es que la SEP no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia. Destaca, que antes de la formalización de los contratos para la prestación de los servicios con la UAEM y el INAP, no solicitó que acreditaran documentalmente que contaban con la capacidad técnica, material y humana para realizar, por sí mismos, los trabajos objeto de los respectivos contratos. Por lo tanto, no requerirían una contratación con terceros mayor que 49% del monto total de la contratación, ya que este requisito fue cubierto únicamente con una carta expedida por dichas instituciones en la que manifestaban que cumplían con la citada capacidad.

No obstante, se constató que en todos los casos el FONDICT-UAEM y el INAP subcontrataron los servicios pactados en los contratos con la SEP.

La SEP contrató a la UAEM para que a través del FONDICT se prestaran los Servicios de Digitalización de los Expedientes de Profesiones que se encuentran en la Dirección General de Profesiones para su Indexación (vinculación) a la base de datos del Registro Nacional de Profesiones, que incluyeron los servicios de clasificación, digitalización e indexación a la base de datos del Registro Nacional de Profesionistas.

Así como el desarrollo del software de consulta, por los cuales se pagaron 192 mil 939.9 millones de pesos, y se constató que el sistema desarrollado se encuentra sin funcionar y no ha tenido utilidad ni beneficio para el área usuaria.

Se comprobó que los trabajos se iniciaron con siete meses de antelación de la suscripción del contrato, por lo que se presume que se simularon actos para regularizar la contratación y efectuar el pago de los servicios; además únicamente se acreditó el costo incurrido para la ejecución del contrato por 36 mil 200.7 millones de pesos. La auditoría aún detalla más irregularidades.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: