Nota Oportuna

BD anuncia inversión de USD$56 millones para nueva línea de producción de jeringas de vidrio prellenables para vacunas y planta de ensamble para tapón en México 

A fin de satisfacer la creciente demanda mundial de jeringas prellenables y sistemas avanzados de administración de medicamentos, Becton Dickinson (BD) -empresa global de tecnología médica dedicada a impulsar el mundo de la salud mejorando el descubrimiento médico, el diagnóstico y la atención- realizará una inversión de USD$56 millones de en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, para la instalación de una nueva línea de producción de jeringas de vidrio prellenables para vacunas de alta tecnología y la construcción de una nueva planta de ensamble de tapón para esos dispositivos de inyección. 

  • La nueva infraestructura se construirá dentro de la planta de BD en Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México; generará 200 empleos directos y 400 indirectos y estará lista en agosto de 2022. 
  • La inversión forma parte de un plan global a cuatro años en el que la compañía invertirá a nivel internacional USD$1.2 billones para expandir y actualizar su capacidad de fabricación y tecnología de jeringas prellenables, entre otros dispositivos médicos. 
  • Con la nueva infraestructura, la capacidad actual de la planta de BD en Cuautitlán Izcalli para fabricar jeringas de vidrio se ampliará 320 millones de unidades incrementando el suministro global en 10%. 

Ambos proyectos se localizarán dentro de la planta que BD tiene en el Parque Industrial Cuamatla, en el citado municipio mexiquense. En conjunto generarán 200 empleos directos y 400 indirectos para constructores, operadores y profesionales del ramo.  

“Esta expansión es muestra de la confianza de BD en México y de su compromiso con los mexicanos y la economía. La inversión forma parte de un plan global a cuatro años para seguir impulsando el mundo de la salud en el que la empresa invertirá USD$1.2 billones de dólares en diferentes países para expandir y actualizar nuestra capacidad de fabricación y tecnología de jeringas prellenables, así como de sistemas de administración para medicamentos avanzados, vacunas y nuevos fármacos”, dijo Julio Duclos, Vicepresidente y Director General de México, Caribe y Centroamérica de Becton Dickinson (BD). 

La nueva infraestructura abarcará 4,000 metros cuadrados (m2) en un edificio de dos pisos y quedará terminada en agosto de 2022. Con ello, la planta de BD en Cuautitlán Izcalli -que fue inaugurada en 1982 y actualmente genera 2,700 empleos directos- alcanzará más de 130,000 m2. de construcción. 

“La expansión es una decisión estratégica que permitirá incrementar la capacidad de la planta un 11%, proporcionará agilidad en la producción de jeringas de vidrio en función de los requerimientos de nuestros de la industria farmacéutica y satisfará la creciente demanda de vacunas a nivel mundial. Con ello se producirán 320 millones de unidades anuales adicionales a la capacidad actual de la planta de Cuautitlán Izcalli y nuestra participación en el negocio mundial de jeringas de vidrio aumentará 10%”, expresó Cecilia Rios, Directora de la planta de BD en Cuautitlán Izcalli. 

Durante la colocación de la primera piedra de la nueva unidad productiva, Rios detalló que la nueva línea de producción contará con una exclusiva tecnología para fabricar jeringas de vidrio prellenables.Estos dispositivos serán usados para una nueva vacuna contra el neumococo recientemente aprobada por la Food And Drugs Administration (FDA) para adultos y personas de la tercera edad. En tanto, la planta de ensamblaje de tapones operará con los más altos estándares de calidad para completar el proceso de producción de la jeringa de vidrio. 

“En BD tenemos un compromiso permanente con los sistemas de salud, las instituciones, los pacientes, los héroes en la primera línea de atención de la salud y la comunidad de las áreas donde operamos. Este nuevo proyecto nos ayudará a cumplir aún más nuestro compromiso con ellos, en todos los rincones del mundo”, añadió. 

Por su parte, Ricardo Núñez, presidente municipal de Cuautitlán Izcalli, reconoció la trayectoria de BD en la industria mexicana de dispositivos médicos, al tiempo que exaltó la inversión de la compañía en la entidad.  

“Hoy se trata más que de competitividad, rendimiento o liquidez. Se trata de responder a la necesidad que impone la supervivencia de la humanidad. Se trata de suministrar con tiempo y eficiencia de los materiales que hacen falta para la vacunación y la atención a los enfermos en hospitales y clínicas. Reconozco este gran esfuerzo y felicito la visión que la empresa impone en bien de la sociedad”, advirtió.  

Actualmente, BD produce 3,100 millones de jeringas desechables y prellenables en más de cinco plantas distribuidas en todo el mundo, de los cuales BD Cuautitlán logra una aportación del 52% al mercado global de jeringas de este tipo, convirtiéndola en la planta más grande del negocio de Sistemas Farmacéuticos en el mundo. La producción anual de esos dispositivos de BD México asciende a 1.7 billones de unidades que abastecen a México, Estados Unidos, Europa y Asia. Como dato curioso, si se alinearan todas las jeringas que la planta de BD en Cuautitlán produce en un año, se podrían dar aproximadamente 11 vueltas en el eje del Ecuador de la Tierra. 

El nuevo proyecto se suma a las 11 plantas de manufactura que BD tiene en México, donde inició operaciones hace más de 60 años. Actualmente tiene una plantilla de 17,000 colaboradores en el país. 

About the author

Articulo Invitado

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: