Estrategia de Negocios

¿Beneficios? para el IMSS

Qué ha pasado con la propuesta de reformar el artículo 27 de la Ley del Seguro Social, con el objetivo de homologar las bases gravables utilizadas para el Salario Base de Cotización con la usada para el pago de la base del Impuesto Sobre la Renta.

La realidad ahí viene. Pero, ¿cuál es la importancia de ésta? Para el IMSS, al mando deJosé Antonio González, la iniciativa se traduce en una mayor recaudación de cuotas obrero-patronales, aunque a la fecha no hay claridad en cuanto al monto del beneficio económico que reportará al instituto dicha reforma, mientras que para el patrón, en una mayor erogación en el pago de cuotas obrero-patronales.

Junto con el IMSS, el beneficiado en mayor medida es el trabajador en el largo plazo, por generar un mayor ahorro hacia el futuro para efectos de pensiones y acceso a créditos de vivienda.

No obstante, un posible efecto negativo es el aumento de prácticas laborales modernas, como es el caso del outsourcing, la posible reducción y cancelación de prestaciones extralegales a empleados, así como el incremento desde ocho hasta 22% en cuotas obrero-patronales (con cargo al patrón y al trabajador) dependiendo de la prestación otorgada.

La iniciativa pretende que la base para pagar Salario Base de Cotización y el Impuesto Sobre la Renta (renta gravable) sean la misma.

En otras palabras, y a decir de Jorge Boyoli, abogado laboral, las exclusiones del artículo 27 de la Ley del Seguro Social permiten principalmente al patrón, pero también al trabajador (en menor medida) recibir algunas prestaciones respecto de las cuales ninguno de los dos paga cuotas al IMSS.

En la parte fiscal la Ley del Impuesto Sobre la Renta divide el pago del impuesto en diversos capítulos, entre ellos se encuentra el capítulo denominado “De los ingresos por la prestación de servicios personales subordinados” (relación   laboral).

Por su parte, el patrón se encuentra autorizado para deducir de sus ingresos o exentar del pago del impuesto algunas prestaciones laborales que otorgue a sus trabajadores, siempre que observe ciertos requisitos determinados en la mencionada LISR. El espíritu de permitir al patrón restar de sus ingresos estas deducciones o exentar las mismas, es incentivarlo a dar prestaciones a sus empleados, y que él también se vea beneficiado pagando, al final del día, menos impuestos.

Como el patrón paga Impuesto Sobre la Renta a partir de la fórmula de Ingresos –Deducciones= Renta Gravable y a dicha renta gravable se le aplica la tasa del ISR, le resulta generalmente conveniente dar prestaciones laborales que puede deducir o exentar y así pagar menos ISR.

En este orden de ideas, el patrón tiene hoy dos beneficios: paga menos cuotas del IMSS cuando entrega prestaciones que por ley del Seguro Social quedan fuera del Salario Base de Cotización y deduce o exenta prestaciones laborales que entrega a sus empleados pagando con ello menos Impuesto Sobre la Renta.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: