Estrategia de Negocios

Carros eléctricos, ser o no ser

La adopción de vehículos eléctricos no termina de detonar en nuestro país. De ahí que esta tecnología no ha conseguido aún la penetración que esperarían dependencias muy interesadas por ser amables con el ambiente, como la Semarnat, de Juan José Guerra Abud.

En 2012, el anterior gobierno capitalino puso en práctica, en colaboración con la japonesa Nissan de Airton Cousseau, un programa que pondría en circulación en la Ciudad de México a 100 taxis eléctricos y que serían punta de lanza para un nuevo sistema de transporte plenamente ecológico.

Sin embargo, dicha iniciativa nunca pudo concretarse, tan sólo 20 unidades del modelo Nissan Leaf, por las que ese gobierno desembolsó 11.5 millones de pesos, pudieron llegar a las calles, mismas que desde enero de 2014 se encuentran olvidadas en un depósito de los Servicios de Transporte Eléctricos del GDF, que dirigeRubén Eduardo Venadero.

La experiencia muestra que no es tarea sencilla la incursión de los coches eléctricos, incluso las cifras de comercialización registradas por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, que preside Eduardo Solís, indica que desde que salieron al mercado, a mediados de 2014, sólo se han vendido 39 automóviles de la categoría.

Se sabe que las empresas hoy involucradas en este segmento de autos son Nissan y BMW, de Helder Boavida, atraviesan por problemas como baja disposición de los mexicanos por pagar un mayor precio por esta nueva tecnología, además de la falta de estaciones de suministro.

En este contexto, empresas como General Motors, de Ernesto M. Hernández; y General Electric, de Raúl Gallegos, más que acelerar la comercialización de estos vehículos, apostaron en su momento por realizar un análisis profundo que identificara las ventajas y desventajas en el uso de esta tecnología en territorio mexicano.

Incluso, el programa denominado “Experiencia Chevrolet Volt”, de GM, determina que los vehículos en modalidad totalmente eléctrica, además de no generar emisiones contaminantes a la atmósfera, redujeron hasta en 40% los costos de traslado para los usuarios mientras fueron recargados en un esquema de tarifas corporativas; lo anterior comparado con los vehículos de combustión a gasolina.

Asimismo, se confirmó con este estudio que la recarga eléctrica en el domicilio de los usuarios sigue siendo uno de los principales retos a superar para detonar la penetración de estos vehículos, pues siete de cada diez hogares de los conductores de Chevrolet Volt requirieron modificaciones en sus instalaciones para hacer posible este tipo de carga.

Desmantelan buque

Interesante trabajo que se hizo en el desmantelamiento del buque tanque Nuevo Pemex I. Con un tiempo récord de 150 días, la empresa  Talleres Navales del Golfo, que comanda José Antonio Sardiña, realizó dicho trabajo.

El astillero, que pertenece al Grupo Hutchison Port Holdings de Jorge Lecona, desarmó esta embarcación de 202 metros de eslora y 28 metros de manga, tras un periodo de 28 años de servicio para Pemex, que dirige Emilio Lozoya.

Para la fabricación de éste y otros tres buques a principios de los 80, participaron cerca de seis mil trabajadores, quienes ensamblaron las cuatro embarcaciones en un periodo de seis años.

El desmantelamiento de la embarcación se realizó en paralelo a los trabajos de construcción de los remolcadores azimutales que encargó la petrolera al astillero el año pasado, el primero de los cuales estará listo a mediados de este año.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: