Estrategia de Negocios

Cielos abiertos o TLC aéreo

Durante la negociación del convenio bilateral de aviación entre México y EU 2014, se establecieron las bases para un acuerdo que incluía el transporte y la logística para el traslado de mercancías en lo que se dio en llamar el TLC 2.0. Dichas bases fueron comentadas por el entonces subsecretario de Transporte, Carlos Almada, con el ministro de Transporte de EU, Anthony Foxx y los funcionarios del Departamento del Transporte (DOT) e incluía la apertura en transporte aéreo y terrestre. Para ello, era necesario que el convenio bilateral se transformara en acuerdo de cielos abiertos a la manera norteamericana.

La definición de cielos abiertos existe en el DOT desde agosto de 1992 e implica 12 condiciones: libre entrada en todas las rutas, capacidad y frecuencias ilimitadas, derechos de tráfico sin restricciones a puntos más allá (o sea, quintas libertades ilimitadas), así como comercialización y absoluta libertad en tarifas. Además de liberalización de charters, en carga, libre circulación de divisas a la casa matriz, códigos compartidos, auto prestación de servicios en aeropuertos, no discriminación en sistemas de reservaciones, condiciones competitivas en cobros a aerolíneas y acuerdos comerciales y multimodalidad. Aunque hasta la realización de las mesas de negociación de noviembre de 2014 en México, esto no se había aceptado, se excluyeron las quintas libertades ilimitadas y sólo se negociarían caso por caso nuevas quintas adicionales a las 19 existentes. En sí, esto ya permitía que las autoridades departamentales (en este caso la Dirección General de Aeronáutica Civil) se atribuyeran funciones reservadas al Senado, por lo cual en esa fecha se excluyeron nuevas quintas libertades. Sin embargo, el 4 de noviembre, el titular de la DGAC envió una carta paralela al DOT donde pide que dentro de las negociaciones del acuerdo se considere como condición permitir a las aerolíneas mexicanas que tienen acuerdos con las norteamericanas acceder al régimen antimonopolios. Esta petición, que se convirtió en la manzana de la discordia entre las aerolíneas mexicanas, atoró las negociaciones abiertas, pero las conversaciones continuaron a través de cartas donde los dos gobiernos se comprometen a dar “consideración positiva” a las quintas libertades que sean solicitadas a través de sus áreas respectivas de transporte aéreo. Es decir, de nuevo se da por hecho que el Senado delega en la DGAC la facultad de otorgar quintas libertades.

Todas estas cartas tienen la leyenda de “reservadas durante dos año o hasta su publicación en el Diario Oficial”, lo que implica que la negociación no está siendo abierta y para los negociadores norteamericanos una aceptación tácita del nuevo acuerdo en los términos de cielos abiertos comentados más arriba. Por fin, de qué se trata.

INFORME

El senador Luis Armando Melgar reiteró sus esfuerzos por mejorar las condiciones de vida en Chiapas. En su tercer informe, aseguró que harán de la tribuna del Senado de la Republica un espacio de gestión y de trabajo a favor de los chiapanecos; plataforma para elevar las necesidades de los diversos sectores de la entidad. Y vaya que el estado no sólo vuelve a colocarse como uno de los más importantes en el mundo del turismo nacional, sino internacional.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: