Estrategia de Negocios

Combustible, ¿quién podrá defenderlo?

El apego a los estándares internacionales de la calidad del combustible en México se ha ido trabajando. Es lo que han dicho en diversas ocasiones los ex titulares de Pemex.

Organismos internacionales como el International Council for Clean Transportation (ICCT), Health Effects Institute (HEI) y Clean Air Institute (CAI) han declarado que el combustible mexicano deja mucho que desear.

Y es que el carbón negro o black carbon es uno de los contaminantes más dañinos para la salud, pese a que las emisiones del popularmente conocido como hollín podrían reducirse más de 80% si se adoptaran estándares internacionales y tecnologías avanzadas para su control.

De ahí que será ahora responsabilidad del gobierno federal el que decida o no llevar a cabo acciones integrales para controlar las emisiones del sector transporte, las cuales tienen que ver con actualizar las normas que establecen los límites de emisiones, distribuir a escala nacional combustibles limpios de ultrabajo contenido de azufre e introducir tecnologías alineadas a las mejores prácticas internacionales.

Todo parece indicar que las soluciones también están en la implementación de políticas públicas que combinen combustibles limpios con normas más estrictas para límites de contaminantes del aire, para el año 2030 se ahorrarían entre 190 a 580 mil millones de pesos derivados de los costos de salud que podrían evitarse.

Además de la introducción de vehículos nuevos con tecnologías más limpias, la implantación masiva de hábitos de conducción ecoeficiente y la mejora ambiental y energética de las flotas de transporte de carga y pasaje, que Pemex haga disponible y distribuya diesel de ultrabajo contenido de azufre en todo el territorio nacional y que se trabaje en esquemas de financiamiento innovadores que impulsen dichas tecnologías más limpias y hagan factible la retroadaptación de trampas de partículas.

De lo contrario, los efectos parecen ser de impacto muy alto. Qué decir del cobro de vidas que toma especial relevancia. En 2012 la Agencia para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó por primera vez que las partículas generadas por la combustión de diesel ocasionan cáncer de pulmón.

Si quiere más cifras. De acuerdo con Global Burden of Disease, publicado por el diario médico británico The Lancet, este contaminante contribuye con más de 13 mil muertes prematuras y con más de 300 mil días de vida perdidos en México cada año.

Habrá que ver las decisiones que se tomen en torno al tema, en el cual con seguridad se deberán dar pasos grandes, más de frente a una reforma energética, pero sobre todo, para evitar que se siga perdiendo competitividad y encareciendo las alternativas de hacer negocio en el país, no sólo por los altos costos del combustible, sino por una cuestión de la mala calidad. ¿Será ello posible o se seguirá dejando para después el tema?

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: