Estrategia de Negocios

Conapesca, más vale un mal arreglo que…

Tras un intenso jaloneo de varios meses entre empresas y gobiernos federal y estatal,Mario Aguilar, de Conapesca, logró un acuerdo para repartir la cuota de atún aleta azul.

En el proceso hubo brincos, gritos y sombrerazos entre funcionarios y empresarios. Al final, la sangre no llegó al río, pero no todos quedaron conformes. El comisionado aplicó el principio: “más vale un mal arreglo que un buen pleito”.

Es la primera ocasión que la industria trabajará por cuotas, ya que en años pasados se utilizaba la llamada pesca olímpica, donde el que tenía más saliva comía más pinole.

Las empresas, entre las que se repartió la cuota (Acuacultura de Baja California, Baja Aqua Farms y Servax Bleu), tienen granjas acuícolas en Ensenada y deben llevar el atún capturado a engordar antes de exportarlo a los principales mercados, como Japón.

Como era de esperarse, al aguerrido Benito Sarmiento, de BAF, empresa 100% americana, se le hizo poco lo asignado, pues no sólo le gusta ver por su negocio sino también deshacerse de la competencia a cualquier costo y usando todo tipo de artimañas.

Se sabe que BAF es subsidiaria de Umami, compañía pública estadunidense con oficinas en San Diego, California, y tiene un negro historial ya que ha sido cuestionada por fraudes probados en otros países y litigios en curso.

Según declaraciones del propio Sarmiento, salió a pescar, aun cuando no había cuota asignada y reglas claras.

Ahora ya definidas las reglas del juego, los pescadores de Baja California (cooperativas y empresas de todos tamaños) preparan sus barcos para salir a alta mar a la captura del AAA.

En octubre pasado, la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), de la que México forma parte, aprobó el manejo sustentable de las poblaciones de AAA en el océano Pacífico. Estrategias que ojalá se cumplan en pro de la industria y no de unos cuantos.

UN PADECIMIENTO VACACIONAL

México, además de estar mal calificado en materia de productividad, ahora la falta de descanso al 100% se suma al mal.

Sobre el periodo vacacional de verano, hay cifras de la firma Regus que arrojan que 90% de los mexicanos permanecerán conectado a su trabajo vía internet; 39% trabajarán entre una y tres horas diarias, mientras que 25% lo hará más de tres horas.

Se dice que los mexicanos rebasan la media mundial en trabajo durante vacaciones por más de tres horas; en el resto del mundo sólo 17% trabajaría los días de descanso, lo que coloca a los mexicanos 8% por arriba.

Con un promedio de 12 días de vacaciones al año, los mexicanos desaprovechan dos días al año, por falta de planeación, preocupaciones y olvido las principales razones.

Aunque hay otras razones, 25% de los trabajadores dice que le gusta acumular días por viajes posibles en el futuro; dificultad para programar vacaciones; cobrar por días inutilizados y la preocupación de no poder costear unas vacaciones se suman a la lista.

Es un lastre, pues los padecimientos de moda –como estrés o infartos entre personas de 30 y 40 años– se han tornado crónicos y de gran costo para las empresas.

Ojalá que se haga algo al respecto, pues aunque las vacaciones no deben aplazarse, pues el costo de no llevarlas a cabo podría ser más alto en la salud y en la productividad.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: