Estrategia de Negocios

Cuesta la deducibilidad de colegiaturas

A dos años de que se hiciera efectiva la deducibilidad de colegiaturas de escuelas privadas, desde preescolar hasta bachillerato, la medida le cuesta al erario mil 760 millones de pesos, cuyo beneficio representa un logro para las familias mexicanas que tienen sus hijos en colegios privados y que se ven beneficiados, pero también para el gobierno federal, que da una señal de equidad al mantener este esquema fiscal vigente.

El objetivo era beneficiar a los padres de familia y a cerca de 3.5 millones de niños y jóvenes de todo el país; sin embargo el costo de esa deducibilidad de impuestos para el erario se estima en mil 760 millones y mil 841 millones de pesos para los años 2013 y 2014, respectivamente.

Aunque el monto es marginal, representa lo que le cuesta al Estado el tener a un alumno en una escuela pública, pero el estímulo fiscal es bien merecido para las familias que se preocupan y se esfuerzan por educar a sus hijos en colegios privados.

De acuerdo con el decreto de 2011, la deducción se efectúa sobre el concepto de Impuesto sobre la Renta (ISR) y es válido para los estudios que haga el propio contribuyente, la esposa y en línea descendente y ascendente.

El beneficio de la deducibilidad incluye a personas físicas asalariadas que perciben menos de 400 mil pesos al año, quienes deben presentar su declaración anual por su cuenta cada año.

Aunque es cierto que este decreto establece topes por alumno que se basan en criterios de equidad de apoyo máximo, acorde a la inversión promedio que eroga el gobierno en el sistema de educación pública. De ahí que existe todavía la posibilidad de modificaciones vía decreto o Congreso.

Pues si bien es cierto, el decreto establece que el beneficio es por alumno y no por familia, todavía se requieren de cambios que permitan a la educación privada llegar a una mayor población, ya que la educación pública tiene más deficiencias que no parecen tener solución en un corto plazo.

Por la educación

Mucho se habla de las deficiencias educativas y pocos hacen algo por mejorar las condiciones.

El sector asegurador bajo la tutela de la AMIS, que dirige Recaredo Arias, es uno de ellos, Kuspit, que encabeza Rodrigo Ocejo, y la Universidad del Valle de México (UVM) es otro.

El sector asegurador en sus diversos ámbitos, mientras que Kuspit acaba de firmar un acuerdo de colaboración por el cual los estudiantes universitarios tendrán acceso a su plataforma en línea, la más innovadora del mercado bursátil mexicano, para que puedan aplicar los conocimientos adquiridos en las aulas en el mundo real.

Otro programa por demás importante es ZAFO, revista hecha por un grupo de periodistas del mundo de las finanzas y negocios que desde hace seis años va en pro de aportar a la educación básica de la mano de grandes empresas como TetraPak, Estafeta, Fogoncito, CIE y Mattel entre otras.

Es cierto que los pasos que se deben dar son muchos, más cuando la puerta para modificar o entrar a hacer cambios que aporten en elevar el nivel de la educación pública está por demás estrecha.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: