Estrategia de Negocios

¿Cumplirán municipios y estados?

Este 2015 es un año clave en las operaciones que realizan municipios y estados, principalmente en lo que a contabilidad se refiere.

El caso es que la contabilidad de todas las autoridades, llámese municipales, estatales o federales, deberá ser clara  en cada una de sus cuentas.

Se trata del programa de homologación de contabilidad a la que debieron haber hecho frente estados, municipios y gobierno federal, desde hace dos años.

Sabemos que ya son 14 de 32 entidades las que ya hacen lo propio, y las demás avanzan.

Planteamiento que tiene como objetivo el mejorar las condiciones recaudatorias en la República Mexicana, y que todas las autoridades tengan las mismas reglas en su contabilidad, con lo cual, se transparentarán los recursos con los que cuente cada entidad.

Pues si bien es cierto dicho programa arrancó en el sexenio calderonista, no concluyó, y es un tema que al actual gobierno federal parece que le es de gran importancia. De lo que se trata es de transparentar qué se hace con los recursos monetarios así como los provenientes de inmuebles.

Situación que se sumará como se había acordado, a la supervisión fiscal del SAT, al mando de Aristóteles Núñez, y que parece sigue la misma línea de su antecesor.

Esquema que permitirá se tenga un control más fácil de los activos fijos que existen de una administración a otra, aunque nada está garantizado de frente a la mano del hombre.

Ojalá que esta regulación se haga una realidad y permita controlar los presupuestos, gastos y cuotas por cobrar, pues existen muchos huecos, y lo que se busca es que las entidades tengan un manejo más moderado y eficiente de los recursos.

Por otro lado, al quedar actualizadas las bases del catastro, del Registro Público de la Propiedad, del cobro de suministro de agua y de otros servicios como el pago de renovación de placas, permitirán que estas entidades tengan la certeza de un cobro justo y una mayor recaudación.

Habrá que esperar a ver la implementación de este esquema, pues en los últimos cinco años el saldo de la deuda de los estados y municipios prácticamente se duplicó hasta representar más de 60 por ciento de sus ingresos participables.

La Ciudad de México, que ya se dio a la tarea de actualizar el esquema de catastro de sus dos millones de predios existentes, le representa 35 por ciento de toda la recaudación tributaria.

La tarea no es sencilla, ni de un día para otro, pero es por demás prioritaria para evitar sólo la suma de más impuestos o el elevar gravámenes a quienes ya pagan.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: