Estrategia de Negocios

De opcional a obligatorio, ¿será?

Es cierto que en México vía la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), al mando de Mikel Arriola, se dan pasos en pro de mejoras en las operaciones y administración, tanto de laboratorios clínicos como bancos de sangre. No obstante, y dada la importancia y urgencia, no caería nada mal el apego a normas internacionales, menos tratándose de la salud.

Por lo que hace a la certificación del ISO5189, aunque hay 600 bancos de sangre en México apenas se han apegado a estos registros cuatro.  Adivine por qué. Claro, la certificación no es obligatoria.

Y aunque los esfuerzos de la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), que dirige Maribel López, redobló el paso en pro de acreditar todos los laboratorios clínicos y bancos de sangre que operan en territorio nacional, aún no es suficiente.

Dicho proceso que han atravesado en especial las empresas de mayor prestigio, no han requerido más de cuatro meses en tramitología, mientras que otros laboratorios han tenido que ajustarse a muchos procesos que les han representado por lo menos tres años. No obstante, la normatividad les ha permitido ver el retorno de la inversión y tiempo que se invierte en ello.

Y más aún, la labor y obligatoriedad en el tema es una prioridad. ¿Quién no ha sabido, se ha enterado o ha padecido una deficiencia en un laboratorio, o banco de sangre?

En la actualidad, el 80% de las decisiones que se toman en torno a la salud, dependen  de los resultados de un estudio clínico o de sangre.

Y si bien es cierto que la labor e intervención de estos institutos en el esquema de salud de la población es cada vez más recurrente, lo cierto es que sus operaciones y procesos deben observar una calidad que cumpla con los estándares internacionales.

De ahí que sea tan importante analizar la posibilidad de llevar a la realidad, y hasta con  obligatoriedad, dicha norma, tal como sucede en Francia o Australia.

EVOLUCIONAR O…

Además de la fortaleza que necesita el sector empresarial para echar a andar el mercado interno, es urgente que se dé una transformación sindical.

Es fundamental la transparencia de parte de los gremios sindicales, para que la sociedad conozca a detalle lo que realizan con recursos económicos.

Los sindicatos tienen la obligación de transparentar el manejo de los recursos económicos, las aportaciones que reciben de los trabajadores, como su aplicación y su uso.

Se necesita una total transparencia en el manejo de los recursos económicos de los trabajadores.

Con el objetivo de que el sindicalismo sea un jugador con reglas diferentes: transparente sus actividades y finanzas; haya una supervisión y vigilancia muy clara, así como, democratización de la forma y términos en que deben existir.

Seguramente, para muchos involucrados, esto sea “mucho pedir”. No obstante, la realidad que vivimos exige cambios que se vean reflejados en dos ámbitos: la mano de obra y las condiciones de competencia actual.

Y aunque es cierto que los sindicatos no pueden desaparecer, debido a que son el contrapeso de la parte patronal y representan a la mano de obra, sí necesitan transformarse o, cuando menos, evolucionar.

El sindicalismo necesita una reingeniería para modernizarse y enfrentar las necesidades actuales de México.

Mientras los sindicatos continúen como unos entes cerrados, dejan de cumplir los objetivos.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: