Estrategia de Negocios

Deducibilidad en puerta

No se elimina la deducibilidad al 100%, pero se da un paso en vías de conocer que es más benéfica que tener un esquema fiscal endurecido.

Se esperaría que el Senado aprobara las propuestas hechas en la Cámara de Diputados, donde la deducibilidad para personas físicas se aligera, un poquito, al pasar de cuatro salarios mínimos a cinco salarios lo que se puede deducir en cuanto a servicios de salud se refiere.

Es un paso pequeño, si consideramos que el límite de lo que se puede deducir es hasta 125 mil pesos, para gastos funerarios, médicos mayores y, en general, el tema de salud. Pero que hoy día está tasado en 98 mil pesos.

Pero, no deja de ser un paso hacia adelante en pro de que en el corto plazo el esquema de salud, vuelva a ser como antes. Es decir, que el tema de la salud en todo sentido, no se vea como un gasto sino como una inversión en la que no se debe escatimar.

Más cuando la seguridad social no es uno de los temas más apapachables, considerando que la tan anhelada reforma se quedará para después. Y se calcula que menos del 50% de la población cuenta con un esquema de salud, ya sea público o privado.

El paso que también se puede considerar como importante, aunque “chiquito” es la reducción del impuesto especial en bebidas no alcohólicas, al pasar de un peso a 50 centavos. Aunque éste debería de haber desaparecido, más cuando el objetivo se alcanzó, bajar el nivel de azúcar y edulcorantes a dichas bebidas.

No obstante, se podría considerar el primer paso hacia su eliminación, más cuando se tienen estadísticas que dichas bebidas no se dejaron de consumir al elevarse el precio, y que el problema de obesidad que atravesamos se debe a diversos factores, comenzando por el sedentarismo.

En fin, hay que esperar a ver si el Senado da el visto bueno, o hace ajustes. Con que no sean en retroceso a estos avances, todo está bien.

IP SALE AL RESCATE

Apoyar a los pacientes que se vieron afectados a causa de los cambios de sus respectivos tratamientos, debido al “Programa de Sustitución Terapéutica” del IMSS, que administra José Antonio González Anaya, es el objetivo a alcanzar de la fundación Mídete, que dirige Luis Manuel Encarnación, y la organización Salud, Derechos y Justicia, representada por Luis Armando Quiroz.

El caso es que, hace unos meses el IMSS informó a cada una de sus delegaciones, las indicaciones para  iniciar nuevos tratamientos con base en el mencionado Programa de Sustitución, sin embargo, la instrucción no se interpretó de la mejor manera, lo que provocó que un indeterminado número de derechohabientes dejaran de recibir su tratamiento o se les cambiara por una sustancia no adecuada para el cuidado de su enfermedad. Originando peligros en la salud de los mismos, o alterando sus metas de control, en el caso de pacientes con diabetes.

El IMSS ha comentado que tras estos cambios, por el momento, ningún medicamento saldrá de su cuadro básico, y busca la manera de dar certeza a las personas que, desafortunadamente, todavía no reciben el tratamiento correspondiente.

Ante esta decisión, tanto Fundación Mídete y Salud, Derechos y Justicia invitan a los pacientes a contactarlos para ayudarles a realizar la gestión correspondiente ante el Seguro Social, y de esta manera brindar una oportunidad de corregir las acciones que pudieron haber sido costosas, no sólo para la vida de la persona, sino para la propia institución, pues ahora tendrá que adquirir las medicinas que dejaron de suministrarse.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: