Cara Empresarial Colaboraciones Estrategia de Negocios Principal

Descarta la IP sorpresas fiscales en 2020

Anticipan banqueros un año más próspero y pujante

El sector privado del país prevé que 2020 sea un año más próspero y pujante, por lo que esperan que el Paquete Económico que entregue el fin de semana la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al Congreso de la Unión para ese periodo tenga bases fiscales similares al documento de 2019 y no haya sorpresas como nuevos impuestos.

Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) señaló que se espera austeridad en el presupuesto, sin embargo reiteró que debe reactivarse la economía desde ahora y ejemplificó que puede hacerse con los 500 mil millones de pesos de liquidez disponible para proyectos de infraestructura, créditos de vivienda, para el sector agroindustrial, para el consumo y para las micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) –que generan 70 por ciento del empleo–, pero también puede dirigirse a las grandes.

Agregó que para la segunda mitad del año se invertirán 112 mil 500 millones de pesos mediante un convenio con Nacional Financiera (Nafin) y Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), así como otro acuerdo con el Infonavit, con el que se impulsará el desarrollo inmobiliario y la construcción.

Comentó que entre 2019 y el siguiente año hay varios factores que harán la diferencia, pues mientras para este año se espera poco crecimiento del PIB, para el siguiente los pronósticos rondan 1.5 por ciento. No va a ser igual 2020 que 2019, reiteró y comentó que que los sectores de generación de energía, gas, construcción, maquinaria y equipo, así como el consumo, serán detonantes de la actividad económica para el siguiente año.

Nosotros vemos una economía 2020 mucho más próspera y pujante de lo que ha sido este año, concluyó.

Margen de maniobra

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aseguró que esperan que la actual administración presente un diseño del presupuesto similar al de 2019, en el que pueda haber un pequeño margen de maniobra en la búsqueda de superávit primario y que pueda crecer el gasto público un poco.

Lo anterior significa que exista una diferencia entre el total de los ingresos menos el gasto total del gobierno sin considerar el pago de intereses, por lo que al contar con un saldo positivo, el gobierno puede contar con recursos para pagar los intereses sin incrementar el endeudamiento.

Nos parece que vamos a tener un presupuesto con la misma orientación. No esperamos ningún cambio fiscal, el presidente (Andrés Manuel López Obrador) lo ha dicho en reiteradas ocasiones, aseveró antes de agregar que ello es un mensaje positivo porque agrega certeza.

Carlos Hurtado, director general de Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), dijo que el gobierno federal tiene manera de crear algunos márgenes y a la vez respetar el objetivo de mantener el superávit primario de las finanzas públicas y la estabilidad de la deuda pública como proporción del producto interno bruto en alrededor de 45.1 por ciento. Agregó que en 2019 hay posibilidad de que se sobrecumplan las metas, pues de acuerdo con las cifras de las finanzas públicas de julio, faltan 13 mil millones de pesos para cumplir con la meta del superávit primario de todo el año.

Salazar Lomelín comentó que si el gobierno sigue con la política de eliminar la compensación universal –herramienta con la que los empresarios podían pagar sus impuestos con el saldo de otros, como el del valor agregado (IVA)– pedirán que se les pague intereses después de un periodo de 30 días si es que al causante no se le ha devuelto el tributo pagado, porque las más afectadas son las mipymes.

Alejandro Alegría

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: