Estrategia de Negocios

¿Dónde quedó lo laboral?

¿Las reformas Fiscal y Energética siguen pesando más que la falta de las reformas de salud, turismo y la falta de bases que detonen el mercado interno?

Lo único cierto es que a tres años de gobierno son urgentes modificaciones fiscales que ayuden a que el sector empresarial vuelva a tomar expectativas de largo plazo, sin la necesidad de que se vea afectado por la falta de deducibilidad o estrategias de largo plazo de frente a un mercado de importación más atractivo.

Dado que la devaluación, aunque por causas externas, vuelve a tambalear al mercado mexicano y la economía generando el ajuste de empleo y el no llegar ni a 5% de crecimiento de la economía, ya ni a tres por ciento.

Y aunque es una realidad para cualquier gobierno que es una necesidad la creación de nuevos empleos, de por lo menos un millón de plaza anuales, no se han alcanzado ni a generar 50% de éstas.

En todos los casos, el funcionario de gabinete que cubrió el puesto respectivo (secretario de Trabajo), carecía de antecedentes laborales; sin embargo, los compromisos políticos del Ejecutivo los llevaron al cargo, cuyo desempeño dejó mucho que desear.

En el actual sexenio ¿se sigue la misma ruta? (olvidando las lecciones de la historia).- Aunque se dice que en julio pasado se crearon más de 44 mil puestos enorgulleciéndose que en dos años y medio se han generado un millón 424 mil empleos formales, como diría el abogado laboral, Hugo Ítalo: “si Pitágoras no era un guasón, las matemáticas nos indican un promedio de 500 mil empleos anuales”.

Se ha reconocido públicamente que la generación de empleos corresponde al sector productivo de la economía nacional (Empresas–Organizaciones de Trabajadores).

El Inegi ha informado en fecha reciente que el desempleo de los jóvenes entre 15 y 18 años tiende a aumentar hasta
la cifra de 7.4%, considerándola alarmante.

En fin, la realidad es que la economía mostró mejoría en su desempeño en junio después de tres desaceleraciones continuas, informó la serie original del Inegi. En cifras originales, el IGAE subió en junio 3.1% anual desde 1.5% anual registrado un mes antes.

La actividad del sector primario decreció 2.0% anual luego de recuperarse y aumentar 6.7% anual en mayo; la industria se tornó positiva, se expandió al 1.4% anual luego de caer 1% anual de un mes antes reflejando un crecimiento más intenso en la manufactura y ligera aceleración en la expansión de la construcción y en el segmento de electricidad gas y agua.

En el sector servicios, la actividad repuntó 4.4% anual para anotar el ritmo más dinámico desde el observado en abril de 2013, luego de progresos lentos que rondaron  2.0% anual en los dos meses previos.

El Producto Interno Bruto se expandió a menor ritmo en el segundo trimestre, creció 2.2% anual frente a 2.6% registrado en cada uno de los dos trimestres previos.

Así que, los cambios anuales del segundo trimestre frente al primero, en su serie original, arrojaron un crecimiento más débil en la industria, ésta creció 0.5% vs. 1.5%, lo que reflejó la actividad más moderada en la manufactura por los efectos de los feriados de Semana Santa, y el continuo decaimiento de la minería por la menor producción petrolera. En el sector de la construcción la actividad fue la más lenta en un año. Las cifras, también, describieron a un sector servicios muy pequeño.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: