Estrategia de Negocios

Economía exterior vs. interna

La economía global no es la culpable de lo que pasa en los países; la actitud de cada gobierno es fundamental en el desarrollo de las economías internas.

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidió posponer el incremento a las tasas de interés, manteniendo la opción abierta de un aumento más adelante este año e instituyó una política de facto de flexibilización por medio de la reducción de la trayectoria del camino esperado de endurecimiento de políticas una vez que el despegue ocurra.

Es momento de que se tomen medidas que permitan avanzar y fortalecer las condiciones internas, comenzando por establecer mejores condiciones para el sector empresarial: microempresas que siguen padeciendo la ausencia de apoyo y diluyéndose, en muchos casos, a los dos años de vida; así como los grandes corporativos, motor de inversión y mano de obra.

La deducibilidad al 100% y no el ahogamiento de impuestos especiales será tema para flexibilizar y optar por mecanismos en los que la sociedad sea el parámetro a seguir. Ello dará certidumbre, pues se espera que 2016 sea favorable para los mercados internacionales.

Si bien es cierto, un incremento de tasas es posible, la economía mexicana no puede esperar a ser absorbida por los beneficios del país vecino. Los miembros de la Fed intentarán compensar el impacto del futuro endurecimiento por medio de una señal de un ritmo más lento en el incremento de tasas.

Si la volatilidad en los mercados financieros disminuye y los datos económicos muestran que la economía doméstica hace caso omiso de los eventos, un aumento de tasas para la reunión de octubre se mantiene como opción viable. Habrá que seguir los  movimientos en el Congreso y el Presupuesto 2016.

EDUCACIÓN, LEJOS DE SER GRATUITA

La educación en México lejos de ser gratuita puede ser un gran lastre en las finanzas de las personas. En escuelas públicas la educación se vuelve complicada de frente a la gran lista de útiles, uniformes y cosas que se requieren.

En escuelas privadas, estos gastos se pueden triplicar o alcanzar niveles alarmantes. Más de frente a la incertidumbre que genera el aumento en el costo de la educación.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) en el último año se registró un incremento promedio de hasta 19% en los costos de las matrículas en las universidades privadas, si a esto se le suma el cupo limitado en las instituciones públicas de educación superior, el panorama no parece alentador para las generaciones que recién inician su educación básica.

El estudio de opinión México y los retos del futuro, desarrollado por Seguros Monterrey New York Life, destaca que 54% de la población desearía que sus hijos lleguen a cursar estudios universitarios; sin embargo, también reveló que el primer objetivo para el que ahorran los mexicanos, es para cubrir imprevistos, dejando la educación en tercer lugar, después del ahorro para el retiro.

En la actualidad, si se quiere estudiar en instituciones privadas, alguna de las diez carreras más solicitadas como Arquitectura, Ciencias de la Computación o Ingeniería Civil, se necesitan aproximadamente 300 mil pesos, y si la opción elegida es Medicina, la inversión se incrementa hasta 900 mil pesos.

El mejor momento para comenzar a ahorrar es cuando los hijos acaban de nacer, así se tiene más tiempo y las cantidades que se destinen al seguro serán menores. Pero, ¿y la Reforma Educativa dónde queda?

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: