Estrategia de Negocios

Educación y empleo, voltear a empresas

México necesita una revisión y evaluación de los programas del gasto del gobierno federal, porque el presupuesto Base Cero que pondrá en marcha la Secretaría de Hacienda a partir del próximo paquete económico tendrá resultados hasta 2020.

Se espera que la Ley de Ingresos de la Federación y el Presupuesto de Egresos para 2016 incluyan las bases del presupuesto Base Cero. El empleo depende del crecimiento económico, de la inversión asociada a éste y sobre todo, de la inversión privada; en tanto no se tenga una vertiente que apuntale el crecimiento con esa lógica, me parece que los programas como el de primer empleo difícilmente tendrán un resultado distinto.

Todos los programas para fomentar el crecimiento y la generación de empleos deben seguir, pero se debe comprender que no es la Secretaría del Trabajo, al mando de Alfonso Navarrete, la que genera el empleo, son las empresas.

De ahí la importancia de ver a cada institución y empresas para que participe cada actor en los procesos productivos, se defina cómo es el proceso y se sugieran esquemas reales al gobierno, para que el apoyo venga dirigido. Y se lleven a la realidad muchas de las propuestas de unir educación con esquemas viables laborales y programas que están exigiendo las empresas.

A fin de que la brecha laboral disminuya y el segmento educativo vaya acorde con las necesidades que se presentan, de lo contrario seguiremos viendo cómo llega mano de obra calificada porque en México no se cuenta con el talento.

Es fundamental que en el esquema educativo se haga una revisión, con el objetivo de que los profesores tengan la capacidad y profesionalismo que se necesita, incluso desde temprana edad que es cuando se sientan las bases, no podemos tener profesores sicólogos ni con problemas de personalidad, en escuelas públicas ni en privadas, como resulta en Gymboree, al mando de Gisela González, institución de gran prestigio.

No podemos darnos el lujo de que en la educación haya anomalías, si es que queremos un esquema de mayor competitividad en México. ¿Será que autoridades y directores de las instituciones puedan hacer algo, o seguiremos en el no pasa nada?

SÍ O NO AL AZÚCAR

El anuncio de que los diputados estaban estimulando a las compañías refresqueras para bajar la cantidad de azúcar a las bebidas saborizadas al conceder una rebaja de 50% en el impuesto a los refrescos que tengan menos de cinco gramos de azúcar por cada cien mililitros, debió poner felices a los promotores de un menor consumo del edulcorante.

Extrañamente, las ONG y algunos funcionarios se sintieron ofendidos por esta medida de los diputados que va encaminada a promover que la industria ponga menos azúcar a sus bebidas y se consideró casi una traición a las políticas en contra de la obesidad.

No entendieron bien: si se incentiva poner menos azúcar, ¿cuál es el problema? Parece que los enojados están interesado en afectar  a la industria refresquera que en bajar el consumo de azúcar. ¡Que alguien nos explique!

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: