Estrategia de Negocios

El DF marcará pauta

Regular la convivencia y la vialidad, donde tanto transportes como las bicicletas, motocicletas e incluso el peatón asuman responsabilidades es el paso a seguir por parte del Gobierno del DF, bajo el mando de Miguel Ángel Mancera.

El planteamiento que ya discuten para su elaboración es un reglamento de convivencia urbana, mismo que no es necesario que pase por las filas del Congreso, pero sí del consejo de dicho gobierno.

De ahí que se espera que salga adelante hacia finales de este año, a fin de que su aplicación se fortalezca en 2015, aunque la formación de una cultura cívica vial en la capital comenzará en breve, a través de folletos que serán repartidos en las calles a todos los involucrados, a fin de que se conozca lo que ya se plantea en el reglamento de transporte.

Además, se hará hincapié no sólo en las obligaciones sino en las sanciones económicas por no cumplir con dicho reglamento, a fin de que no se evadan o incluso se eviten las mordidas.

Se espera que 30% de las personas que viven en la Ciudad de México y son transeúntes sepan las obligaciones que tienen como peatones, como por ejemplo no cruzar calles a la mitad de éstas, mientras que 80% del transporte público deberá ajustarse a máximos de velocidad e incluso a no exceder nivel de ocupación, en tanto que 20% de la población que se traslada en transporte privado se ajuste a lo ya establecido y que poco se conoce.

El objetivo no sólo es crear una cultura vial, sino que se conozcan las consecuencias económicas que conlleva la no aplicación, que pueden ir desde cinco días de salario mínimo hasta corralón, baja de licencia o cárcel.

El reto es grande, principalmente para el secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, Jesús Rodríguez Almeida, dado que la compleja y extensa red vial de más de diez mil 200 kilómetros y 18 mil intersecciones significa una tarea dinámica para la aportación de soluciones de movilidad diaria, en ingeniería de tránsito, operatividad y manejo de policías.

A fin de cuentas, la infraestructura vial y de control de tránsito está rebasada. De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, la extensión de la red vial representa una distancia de la ciudad de Montreal, Canadá, a Buenos Aires, Argentina. En ella circulan 4.5 millones de vehículos con crecimiento de 12 mil unidades anuales.

Si a ello le sumamos que existen 18 mil intersecciones, de las cuales sólo tres mil 329 puntos tienen semáforo, y existen al año 189 accidentes que terminan en muerte y 17 mil 287 accidentes de tránsito que concluyen en lesiones, el impacto económico es por demás importante.

En fin, el reto es grande, pues se trata de controlar vicios que se han añejado por parte de todos los  involucrados, además de que es una realidad que el personal de seguridad vial y policías requieren de mejores esquemas no sólo laborales, sino de capacitación a fin de que la corrupción no haga de las suyas y se convierta este nuevo paso que se quiere dar en un elemento más para fomentarlo.

Habrá que seguirle el paso a este reglamento que se gesta, a fin de que sea un parteaguas. ¿Será ello posible? Ojalá que sí.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: