Estrategia de Negocios

El SAT y la ilegalidad

¿Dónde quedaron los contribuyentes “ilegales”? El SAT, al  mando de Aristóteles Núñez, no parece dar marcha atrás o bajar la guardia en su proceso de mayor recaudación, donde el foco es el mercado informal, aunque para ello se requieran medidas más drásticas para los ya contribuyentes cautivos.

El foco del SAT es comenzar a incorporar a los contribuyentes evasores, que todavía son muchos, y todo parece indicar que los profesionistas son los que incurren más en dicha práctica.

Hablamos que de la base empresarial existe 15% de evasión, tasa aunque alta ya muy en estándares internacionales, lo que no se puede decir con la evasión de 70% que existe entre profesionistas, arrendamiento y maquila.

Con el programa “Empresa Certificada”, que maneja el SAT, se busca seguir alineando el proceso de distribución, incluso de comercialización empresarial, a través de un programa de certificación internacional.

Dicho esquema se homologará con el de Estados Unidos, el cual permite que dos mil empresas que operan en territorio nacional tengan un beneficio en su cadena con proveedores, ya que éstas cuentan con la certificación del vecino país del norte.

Aunado a ello, el resto del sector empresarial será motivado para alinearse en busca del esquema, que se prevé genere un ahorro en tiempo de por lo menos 50% y en costos lo supere, a fin de cuentas el movimiento en aduanas y traslados será mucho más fácil y ágil.

En el SAT se estima que con dicha medida el nivel de contrabando, o prácticas ilícitas, además de dar certeza jurídica en los procesos de inversión y exportaciones en México.

Las exportaciones es uno de los motivos que permitirá que la recaudación fiscal registre niveles por demás interesantes desde hace diez años.

SAT y prestaciones

Hablando del SAT, en un tema donde también establece cambios, es en esquemas como los vales de despensa. De acuerdo con Marco A. Martínez Vázquez, director general de la Asociación de Sociedades Emisoras de Vales, derivado de la Reforma Fiscal aprobada por el Congreso de la Unión a finales del año pasado, se estableció que las despensas serán deducibles siempre que sean otorgadas a través de monederos electrónicos autorizados por el SAT, estableciendo además la deducibilidad de la previsión social, entre otros conceptos, en 53 por ciento.

De ahí que el SAT ha instrumentado un periodo de transición del primero de enero al 30 de junio de 2014, para que las empresas puedan seguir entregando vales de papel o electrónicos a sus trabajadores.

Para que a partir del primero de julio sólo podrán deducirse los monederos electrónicos de despensa que sean autorizados por la autoridad; las empresas asociadas en la ASEVAL han iniciado los procedimientos para obtener la autorización y estarán listos antes del plazo establecido.

De ahí que los emisores de vales no han detectado una disminución en el otorgamiento de la prestación y seguimos viendo la misma tendencia en nuevas empresas que buscan darla a sus trabajadores.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: