Estrategia de Negocios

¿Feliz año nuevo?

A menos de mes y medio de que concluya el año, ¿cuáles son los pronósticos para 2014; los mexicanos podremos pasar un feliz Año Nuevo? La realidad es que el panorama va desde los pesimistas con crecimientos de no más de 2%, hasta los más optimistas con un despunte interesante en la economía y llegada de nuevos inversionistas, aunque sin llegar a cuatro por ciento.

En pláticas con especialistas de BBVA Bancomer, Standard & Poor’s, Bursamétrica y Moody’s, coinciden en que la economía global mejora ligeramente al reducirse las tensiones financieras y aumentar los indicadores de confianza manufacturera, lo que ha frenando las salidas de capitales y contribuido a la mejora de las expectativas de actividad económica.

Incluso, que los activos mexicanos resistirán un entorno de volatilidad generado por la comunicación de la Reserva Federal (Fed) y las negociaciones fiscales en Estados Unidos.

Pero, y los números. Vamos primero a ser realistas de este 2013, el cual está por concluir y cuyo balance económico deja mucho que desear, no sólo porque el empleo simplemente no se recuperó, sino porque el gasto del gobierno de Enrique Peña Nieto, el cual se erogó tarde, afectó las finanzas del país.

Es una realidad que la actividad económica no creció durante el primer trimestre del año; por el contrario, decreció 0.7% respecto al mismo periodo del año anterior.

En fin, los analistas consideran que el crecimiento anual para 2013 y 2014 será positivo, aunque no tocará 5%, para este cierre de año apenas será de 1.2 y 3.1% para el siguiente. En cuanto a la inflación se mantendrá bajo control, en torno a 3.4% para este año, similar a la de 2014. Aunque es una realidad constante que comenzará el año con una inflación de hasta cuatro por ciento.

Por otra parte, se estima un incremento en el endeudamiento gubernamental, debido a un menor crecimiento del financiamiento al sector privado. De la misma manera, un incremento en los requerimientos de financiamiento para el sector público influye en un crecimiento menor del crédito bancario. Los activos mexicanos resisten en un entorno de volatilidad generado por la comunicación de la Fed y las negociaciones fiscales en EU. Hacia el cierre del año esperamos que el tipo de cambio se encuentre en niveles de 12.7 pesos por dólar, ante un margen limitado de apreciación derivado de dos factores:

Primero, un escenario de eventual reducción de los estímulos monetarios por parte de la Fed y, segundo, el hecho de que las expectativas favorables del proceso de reformas parece tener un efecto moderado y ya ha sido incorporado en los precios actuales.

En fin, no habrá grandes sorpresas. Claro está, siempre y cuando no veamos sucesos como en este 2013, como Ingrid y Manuel, que provocaron daños y pérdidas que golpearon las condiciones del PIB real estimado para 2013. Aunque también sucesos inesperados en el país vecino o en la política económica de territorio nacional podrían dar un vuelco en las condiciones económicas. Así que no habrá que confiarnos.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: