Estrategia de Negocios

Ficrea ve la luz

Después del fatídico 7 de noviembre de 2014, hoy los más de seis mil ahorradores o, mejor dicho, los defraudados de Ficrea ven una luz en pro de recuperar sus recursos.

Este lunes se confirmó el proceso de concurso mercantil al que se sujeta Ficrea como empresa. De acuerdo con los tiempos, el proceso podría comenzar a desahogarse en seis meses.

Es una realidad que los ahorradores no verán al 100% el retorno de su dinero, pero sí una cantidad importante. Conforme a las leyes y tiempos, se esperaría que en abril de 2016 comenzara la devolución.

En principio, en el transcurso de los próximos cinco días hábiles, la Comisión y el Comité deberán definir quién es el síndico que llevará el caso, para que tome posesión de la administración de Ficrea, retirándose el interventor general, es decir, Federico López Cárdenas.

Después, en un lapso de tres a cuatro meses, se deberá confirmar el procedimiento de acreditación de ahorro para que sea publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Tiempo en el que también se deberá definir qué porcentaje se devolverá a los ahorradores. Aunque este proceso deberá tener su tiempo, se calcula que los involucrados podrían recuperar entre 70 y 80 por ciento, sin importar el nivel de ahorro con el que se cuente. En fin, si todo sigue su curso, como se espera, será, sin lugar a dudas, un gran paso en la administración del gobierno federal, al mando de Enrique Peña Nieto. Una enseñanza de la que deberá aprender la CNBV, que encabeza Jaime González Aguadé y la propia Condusef, bajo la tutela de Mario Alberto di Costanzo.

Inicialmente, Ficrea fue creada para fomentar el ahorro popular, creciendo sin control alguno a la vista de autoridades del medio financiero, hasta lograr que muchos de sus clientes tuvieran cuentas con varios millones, entre ellos, la cuenta del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, al mando de Édgar Elías Azar.

La financiera, propiedad de Rafael Antonio Olvera Amezcua, hacía firmar a sus clientes un contrato en el cual se estipulaba un seguro para respaldar sus ahorros por 28 mil UDIS, cuando normalmente en una cuenta bancaria el seguro es por 400 mil UDIS. Y aun así nadie la detuvo a tiempo.

Así que será mejor que se haya aprendido la lección. No se puede pensar que “se debe desconfiar de todo lo bueno que hay en México”, al final del día, qué mensaje se manda al exterior, a inversionistas y, sobre todo, a los mexicanos que siguen apostando en este país. En fin, aunque la lucha en este tema ha sido encabezada por los ahorradores de la mano de abogados como Jesús Guerra, la realidad es que como país no podemos darnos el lujo de seguir viendo y experimentando casos de quiebras de empresas que manejan el patrimonio de miles de familias.

Menos cuando se supone que se busca la constitución de una cultura del ahorro de largo plazo y un esquema de confianza en las instituciones financieras. ¿Será que por fin el tema Ficrea tenga un final positivo y se dé carpetazo a tantas contradicciones, con la supuesta asesoría y manejo de los titulares de la CNBV y la Condusef? Ojalá que sí.

Seguiremos el caso de cerca, el cual podría concluir en dos años. Considerando la devolución de los recursos de todos los ahorradores. Dado que los seis frentes de abogados que asesoran y llevan los casos, ahora deberán apegarse al concurso mercantil y permearse de los beneficios que conlleva.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: