Análisis Colaboraciones Economía

Impuestos justos en la era digital

Amazon, Google y Facebook son de las empresas más exitosas del planeta; sin embargo, los esquemas fiscales globales no están diseñados para gravar estos negocios de forma apropiada. Por ejemplo, en el Reino Unido, Facebook paga 28 millones de libras de impuestos frente a una ganancia de 1.6 mil millones de libras.

En 2018, Google, Facebook y Amazon generaron más de 400 mil millones de dólares de ingresos, de los cuales pagan muy poco de impuestos gracias a estrategias fiscales y a la naturaleza digital de sus negocios. Ante la dimensión de los ingresos de este tipo de compañías y su creciente influencia social, se ha hecho urgente encontrar un modelo fiscal que permita que estas empresas contribuyan de forma justa

Esta conversación ya se está dando en nuestro país. El diputado Alfonso Ramírez Cuellar, de la fracción parlamentaria de Morena, presentó una iniciativa, la cual busca agregar el IVA a los servicios que se contraten por medio de plataformas digitales, lo cual presenta muchos inconvenientes. Cabe destacar que existen otros esfuerzos internacionales que podrían beneficiar a nuestro país.

La semana pasada, la OCDE abrió a consulta pública una serie de medidas para que las compañías dueñas de plataformas digitales paguen impuestos basados en las ganancias generadas en cada país donde operan. Este modelo cambia la premisa hegemónica de que los gobiernos sólo tienen el derecho de gravar a compañías con presencia física en sus países.

Las propuestas de la OCDE beneficiarían a países económicamente grandes como China, la UE y Estados Unidos; así como países con economías en desarrollo. Aún quedan muchos detalles técnicos que se deben de resolver en la propuesta y en caso de que se decida implementar, necesitaría ser consensuada a nivel global, lo cual trae retos importantes.

México podría beneficiarse mucho de un modelo de este tipo, ya que el fisco recaudaría impuestos a las plataformas digitales, basándose en sus ganancias en el país. En este sentido, el Gobierno Federal podría gravar un elemento de todas las ventas de servicios publicitarios que hace Facebook y Google en territorio nacional, dándole un elemento importante de recaudación para un segmento de la economía que va en ascenso.

Los mexicanos somos fervientes usuarios de redes sociales, y esto ha generado un mercado gigantesco para la industria del marketing digital, que gana importancia en medida que generaciones más jóvenes entran al mercado laboral y se aumenta el acceso a internet. Por tanto, es imperativo que México participe de manera activa en las discusiones internacionales con respecto a este tema, puesto que se podría ver sumamente beneficiado, sobre todo en un contexto de austeridad presupuestal. A su vez, muchas plataformas digitales han catalizado una serie de cambios estructurales en la forma en la que nos organizamos en términos sociales, políticos y económicos, gracias a su forma de capitalizar nuestra información. Como mencionamos en este espacio anteriormente el papel de empresas como Facebook en la distribución de contenido tienen impactos sociales muy profundos, como el incremento de la polarización social y el alcance de fake news. Ante esta situación, se hace aún más importante que nuestro país participe en la discusión para asegurar que la contribución del Big Tech sea justa para la sociedad.

Rodrigo Hernández Gallegos

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: