Estrategia de Negocios

La deuda laboral

Si no se instrumentan medidas que mejoren la productividad y disminuyan el costo para ser formal, la precarización del empleo seguirá a lo largo del año.

Aunque las proyecciones de los analistas estiman que en 2016 se podrían dar pasos importantes en la generación de empleos, la realidad es que este año la deuda fue grande, más cuando la calidad y la productividad no se eleva.

Además, no hay que olvidar que todavía no se han recuperado las plazas de calidad que se tenían antes de la crisis de 2008 y 2009, y con las condiciones actuales en que se encuentra la economía no hay forma de que se disminuya la precarización en el empleo. Definitivamente tiene que haber un cambio profundo.

Aunque es cierto que en octubre de 2014 el IMSS registró 172 mil 134 plazas, lo que representó el mayor incremento mensual en la historia de empleos formales registrados ante el instituto al mando de José Antonio González Anaya, creándose 17 millones 35 mil puestos de trabajo, 85.5% son permanentes y 14.5% eventuales. Y este 2015, aunque las cifras no se moverán mucho, la eventualidad creció.

Además de que se trata de empleos muy mal pagados. Incluso, se habla que para el año por venir los salarios de mayor ingreso serán de una proporción muy modesta, hasta que la economía crezca y se pueda trasladar a una mejor instancia de las condiciones laborales en el país.

En México continuará la precarización del mercado laboral para revertir las condiciones de calidad y cantidad de empleo generado en el país, se necesitan tasas de crecimiento superiores a 5% y en condiciones de una mejor generación de empleo.

También esquemas fiscales que detonen la inversión y hagan más atractivo el mercado interno, sin esperar que todo nos llegue del extranjero. A fin de cuentas, y para muchos especialistas, el modelo económico formal es muy caro y las empresas lo están padeciendo.

IRREGULARIDADES O ASALTOS

Las cámaras de vigilancia y las medidas de seguridad que hay en los bancos de mayor tiempo no parecen ser una garantía para que los usuarios se sientan protegidos, ni siquiera sin hacer movimiento alguno de sus recursos.

Desempleo, mala economía o falta de reglas. Lo cierto es que al interior de Banamex y Bancomer, las condiciones no parecen ir del todo bien, pues ahora parece que es el propio personal al interior de las sucursales el que se ha visto involucrado en anomalías.

Los robos que se están suscitando son tan bien planeados y express que, incluso, las personas olvidan el voucher al interior de las instalaciones, provocado por la insistencia de ofrecerles el mejor de los planes crediticios.

Banorte y Santander padecen de lo mismo, aunque en menor cantidad, lo cual no quiere decir que deje de ser alarmante. Y ni que hablar de los mails que llegan a los usuarios, y que se trata de sucesos falsos.

Sabemos que los bancos toman cartas en el asunto, pero el tema se ha agudizado. La pregunta es si la Condusef, al mando de  Mario Di Costanzo, volteará a ver el tema con mayor detenimiento.

Los asaltos parecen volver a ser una constante, no sólo en calles o centros comerciales, sino en cafeterías, como Starbucks, a pleno día y con todo y cámaras de vigilancia.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: