Estrategia de Negocios

La informalidad, más por menos

¿Es más costoso incorporar la economía informal a la formalidad bajo las estructuras que hoy día operan en territorio nacional?

La respuesta es sí. Más cuando todo parece que el costo de la economía subterránea no representa siete veces el valor de Pemex, como lo decía hace 12 años el especialista peruano Hernando de Soto, exintegrante del GATT. De acuerdo con el SAT, bajo la tutela de Aristóteles Núñez, la economía informal en territorio azteca, aunque en población representa 60% de la PEA, la realidad es que ésta es un porcentaje mínimo en cuanto a recaudación fiscal se refiere, dado que sus ingresos mensuales no alcanzan seis mil pesos.

Esto no quiere decir que sea un tema que no deba atenderse o que debamos permitir que siga creciendo, el pero es que la estrategia para la regularización de esta economía deberá ser paulatina, conforme vaya creciendo el PIB y conformando incentivos que representen un costo beneficio para todos.

La fórmula parece fácil, y a su vez compleja, porque hasta ahora la generación de empleo formal ha sido el padecimiento de los gobernantes, así como el elevar los niveles de PIB. Y ni que decir de definir los beneficios por entrar a la formalidad, donde los servicios en salud serían lo más importante, así que el Seguro Popular sería una traba.

En fin, por lo pronto, el SAT comenzó con la creación del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), a través del cual se espera que los pequeños negocios, en el mediano plazo, entren a la formalidad al tener beneficios fiscales como no pagar un peso de ISR, IVA o IEPS en el primer año, y éste vaya desapareciendo de forma gradual en diez por ciento.

Aunque hay un requisito: informar a la autoridad de los proveedores con los que se hacen negocios.

En fin, se espera que el RIF realmente impulse la generación de empresas en el país, pues tiene un ingrediente importante para la generación de negocios en el sentido de que quien se incorpora no tributará al 100% como cualquier empresa y puede crecer conforme el negocio va ampliándose.

De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), al RIF deben migrar personas físicas con ingresos de hasta dos millones de pesos por la venta de mercancías o la prestación de servicios. Por lo pronto, el incremento de contribuyentes formales de cuatro mil 500 a seis mil 500, se habla que se debe al RIF.

A fin de cuentas, se requiere un proceso gradual de madurez para el contribuyente y para el empresario; el migrar la economía informal de un solo paso a la formalidad sería muy costoso en este momento, además de que no existen las condiciones de generación de empleo formal que se necesitan para ello.

En fin, habrá que seguir muy de cerca los pasos del SAT, que no dará marcha atrás ni en el tema de incorporar a las personas de la economía informal a la formalidad, llámense agentes no cautivos, o bien, los ya cautivos, donde las irregularidades y la evasión, aunque disminuyó de 4.6% a 3.1% del PIB, aún es alto, y estas prácticas parecen el pan de cada día.

De ahí que ya se analizan nuestras estrategias a reforzar para que la recaudación sea más ágil, fácil y, por supuesto, efectiva. ¿De qué se trata? De ello le platicamos mañana.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: