Estrategia de Negocios

La IP y el agua

En los últimos meses ha habido más inquietud del sector empresarial por reciclar el agua para regresarla a sus procesos, no sólo por cumplir la ley o por una cuestión de imagen social, sino por eficiencia y ahorro en costos de productividad.

Son todos los sectores e incluso no sólo las firmas transnacionales, sino también mexicanas las que ya hacen inversiones fuertes en procesos de reciclaje de agua, que le va a representan tener más agua, no contaminar sus productos, registrar una baja en sus costos y mejoras en medio ambiente.

Aunado a ello, y al ser empresas que ya están exportando o que voltean al extranjero para mejorar sus finanzas, al tener productos más competitivos ello le permite tener más calidad para exportar.

Y aunque se espera que esta cultura permee a todo el sector empresarial, es cierto que a las pequeñas compañías aún les costará trabajo, porque son inversiones importantes las que se requieren.

Aunque con la Reforma Energética se esperaría que las pymes pudieran sumarse con algunas firmas grandes, para poder aprovechar los beneficios que representa el tener una planta de reciclaje de agua.

Además de que se esperaría que los beneficios fiscales pudieran ser una constante en la materia. Es decir, que las empresas que inviertan en reciclaje de agua pudieran tener un incentivo.

Por lo pronto, en algunos estados hay algunas facilidades, de que empresas ya comienzan a invertir en parques eólicos y generación de celdas fotovoltaicas, con lo cual se esperaría que se hiciera conciencia en el sector y en la sociedad para generar un cambio de cultura en lo referente a reciclaje, muy diferente a la que hoy tenemos.

Así que no habrá que perder de vista los pasos que se dan en materia del agua, así como a las leyes secundarias de la Reforma Energética.

Cofepris & farmacias

El impulso que la política farmacéutica del país ha brindado a la innovación contribuirá a generar inversiones en este rubro por más de 100 millones de dólares en los próximos cinco años.

De ahí que para el titular de la Cofepris, Mikel Arriola, el Acuerdo para la Promoción de la Innovación, que permitió que los fármacos nuevos que buscan entrar al mercado tarden alrededor de 60 días hábiles para lograrlo, en lugar de dos años como se venía haciendo con anterioridad, es por demás un paso interesante.

Bajo los efectos de este acuerdo, la Cofepris ha logrado emitir, en el lapso de 2011-2013 más de 100 registros sanitarios para medicamentos innovadores, que atienden unos 20 padecimientos comunes entre la población mexicana y que representan hasta 73% de las causas de muerte.

Incluso, algunos de estos fármacos han llegado a nuestro país antes que a cualquier otro, como es el caso de Lixisenatide para la diabetes tipo 2 de Sanofi, de Bertrand Baron, y la combinación de Fluticasona y Vilanterol, desarrollada por  GlaxoSmithKline, de José Alberto Peña, para combatir la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: