Estrategia de Negocios

Las energías renovables necesitan un banco

El sector energético será punta de lanza, pues ya se cuenta con una reforma que le da las líneas a seguir y certeza jurídica.

La realidad es que falta que se dé el detonante y el banderazo de salida a las inversiones, así como seguir moviendo las fichas en la correcta dirección.

Por lo pronto, en cuanto a las energías renovables, éstas requieren la existencia de un banco de energía con mayor enfoque y realismo, para que se cubran las necesidades actuales. Sin embargo, hoy en día el tema está un poco indefinido.

Qué va a pasar con este banco de energía, pese a que es algo muy necesario para las energías renovables.

Será por ello que no ha detonado dicho gremio, por la falta de apoyos, comenzando por el banco de energía, que beneficiaría en cualquier proyecto de energía renovable.

Un ejemplo es la eólica, que funciona si hay mucho aire para la turbina, pero que se tambalea si hay poco aire, y entonces requiere apoyo.

La solar igual, al no generar de noche requiere que exista un banco de energía que sea el que mitigue la intermitencia de la generación de energía, de los proyectos de energía  renovable.

A decir del gremio, es urgente que se den facilidades por parte de la Comisión Federal de Electricidad. De lo contrario, no habrá certeza jurídica, pues parar muchos sectores de la industria sería ponerlos en jaque. Dado que si las empresas no pueden entregar a un consumidor particular la energía como se debe, de forma regular y constante, el esquema actual de pequeño productor se limitaría a vender la energía a la Comisión Federal de Electricidad, con miras a no pasar de los pasillos.

Lo ideal, a decir de la industria de energías renovables, es que se lleve al plano de la realidad, para que los proyectos que hoy en día están en marcha puedan concluir de manera eficiente y los plazos marcados se cumplan.

Por lo pronto, el impacto ecológico es muy bajo, dado que muchas de las empresas tienen que apoyarse del agua que traen los ríos, dejando la reserva ecológica necesaria para que el río mantenga su vida normal, pero no es suficiente para la generación de energías limpias que necesita el país.

Sólo esperemos que se le ponga mayor atención al desarrollo de las energías renovables, que son más que fundamentales si es que se quiere terminar con los apagones e incluso dar el inicio a la disminución en precios.

Por lo que hace a las energéticas, los beneficios serían más que palpables en el mediano plazo. ¿O será que de verdad se cree que los apagones o la escasez de agua y energía sólo son a falta de inversión o ganas de afectar a ciertas zonas de México? En realidad la falta de energéticos y combustibles ya pasa la factura.

Pese a que México es el décimo productor de petróleo mundial y el décimo quinto de gas natural, sólo 14% de la energía que consume la población proviene de fuentes renovables, a pesar del tremendo potencial para incrementar ese porcentaje.

Se habla de 100 mil hectáreas de celdas fotovoltaicas cristalinas en el norte del país,  suficientes para satisfacer la demanda total de energía en México. ¿Será que se comience a mover esta industria? Ojalá que sí.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: