Estrategia de Negocios

Medidas o paliativos para una industria

Regresan algunas medidas para combatir el mercado clandestino de bebidas alcohólicas, como es el caso de las campañas en contra de bebidas de dudosa procedencia y hologramas que permitan un reconocimiento más fácil de la calidad de los productos.

En este sentido, la Secretaría de Hacienda, al mando de Luis Videgaray, y el SAT serán punto clave para lo relacionado con las aduanas.

No obstante, para el sector de bebidas alcohólicas, bajo la tutela de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera para combatir la problemática de fondo, se necesitan reglas más agresivas.

Estas medidas contemplan la modificación del IEPS a la baja para hacer más accesibles los precios, una supervisión más ardua en aduanas, establecer el rompimiento de botellas cuando se ha terminado el líquido, y sobre todo, establecer multas mayores que de verdad le den dientes a la autoridad contra el mercado negro que representa más de 60% de este sector.

Y es el tequila la bebida que encabeza el mercado más afectado, no sólo en territorio nacional sino también en el extranjero.

En este segmento de bebidas hay que incluir al vino. Aunque este gremio sigue encasillado y ha querido deslindarse.

Así es que no se descarta que en el siguiente periodo de sesiones, que comenzará en septiembre, se busque volver a subir los costos vía impuestos a pagar.

De ahí que veremos en breve, una nueva estrategia en pro de que este gremio disminuya su carga tributaria por demás anticompetitiva, a cambio de mayores inversiones, apoyo al campo y empleo. Además de un esquema de crecimiento por zonas y capacitación para los jugadores más pequeños.

Que el impuesto especial a productos y servicios, mejor conocido como IEPS, se regrese a las empresas, sino en su totalidad, si en una proporción importante, a cambio de que se utilicen para reinvertir en el campo o en mejores prácticas que apoyen el desarrollo en México.

Por lo pronto, en cuanto al tequila, éste en su mayoría pasó a ser administrado por empresas extranjeras, aunque las operaciones por derecho de origen son mexicanas, de ahí la importancia de su fortalecimiento.

Mientras, que en el caso de la industria del  vino mexicano, la competencia de frente a los de origen chileno y argentino, así como el consumo de esta bebida en el país, van en ascenso (doble dígito), el pero está en que 75% de este mercado está atendido por las firmas extranjeras, es decir, han ganado cinco puntos más.

La lucha está a la orden del día y el gremio hace todo lo que está a su alcance, con el fin de que se lleve a cabo lo que no se ha hecho en diez años y seguirán con las gestiones, a fin de cuentas, las medidas tendrán que venir del Poder Legislativo.

Así que no habrá que perder de vista a esta industria, a fin de cuentas es una realidad que el costo de los vinos mexicanos ya está 50% por arriba de los extranjeros, dejando en disyuntiva a las empresas nacionales, que sumado a los gravámenes, el tema se complica más.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: