Nacional

México no aceptará que haya cambios al T-MEC, asegura Marcelo Ebrard

Rechaza permitir inspección de EU a empresas locales

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, informó que en consulta con el Senado, México no aceptará las modificaciones al acuerdo comercial (T-MEC) planteadas por Estados Unidos en materia laboral y en la producción y comercialización de aluminio, y condicionará la regla de origen de que 70 por ciento del acero sea de Norteamérica.

En cambio, subrayó, México “ve muy favorable que los compromisos internacionales que el país ha suscrito en materia de medio ambiente formen parte del tratado comercial, porque también obligarían a Estados Unidos. Lo vemos favorable, no encontramos ahí reservas.

Respecto del caso de los medicamentos biogenéricos o biotecnológicos y los tiempos para su protección, México ha planteado varias alternativas, veremos cuál se adopta para que sea más ágil y que dichos tiempos no sean tan extendidos.

Luego de una reunión de tres horas en el Senado con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, y con más de una docena de legisladores de todos los grupos parlamentarios, Ebrard destacó que no se van a aceptar los planteamientos de inspecciones directas o fórmulas de presencia de funcionarios de Estados Unidos en territorio mexicano para supervisar plantas o empresas. Hay consenso de todos los que hemos conversado hoy en que eso no es aceptable.

En cambio, subrayó, México ve con muy buenos ojos los paneles que en los últimos años no han funcionado para resolver controversias entre las dos naciones.

De aceptarse el esquema de paneles, lo veríamos muy bien para resolver las controversias, no sólo en lo laboral, sino en otros temas.

El canciller precisó que los paneles hoy en día funcionan en muchos temas de carácter comercial de México en sus tratados comerciales y en la propia Organización Mundial del Comercio.

Ebrard manifestó que se ha propuesto por parte de Estados Unidos la obligación de que 70 por ciento del acero sea de la región de Norteamérica, lo mismo en el caso del aluminio, y que pudiera ser desde lo que se llama la fundición originaria del acero.

México, agregó, les ha compartido que esto nos crearía muchos problemas. Ahora después de esta reunión, les diremos que no aceptaríamos de ninguna manera que esa obligación entre en vigor en el momento en que el tratado sea ratificado, sino que tendrá que ser con un plazo de más de cinco años; en caso contrario, no lo aceptaríamos por ningún motivo.

En cuanto al aluminio, subrayó, no vamos a aceptar ningún plazo, porque México no tiene el recurso primordial de dicho metal, que es la bauxita; nos pondríamos en una desventaja muy grande. Por tanto, no es de admitirse el tema del aluminio en ningún plazo.

Resumió Ebrard: “en esencia esos elementos configuran la posición mexicana, que será transmitida en las próximas horas a la contraparte estadunidense. Estas son las líneas rojas –así se denomina la negociación comercial–, que serán compartidas con Estados Unidos, y también desde luego, más tarde, probablemente con Canadá”.

Insistió en que fue una decisión acertada que el Senado haya ratificado, desde hace meses, el T-MEC, porque si no hoy día estaríamos discutiendo seguramente muchísimos temas, y no va a ser el caso.

Víctor Ballinas

Fuente La Jornada

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: