Estrategia de Negocios

Nadie frena a Metros Cúbicos

Vaya estrategias. Parece que está de moda hacer fraudes y no pasa nada. Y precisamente, en este caso, es un tema de fraudes donde las autoridades competentes no parecen hacer nada, comenzando por Profeco, al mando de Lorena Martínez.

Se trata del manejo que hace el sitio de ventas por internet de la empresa Metros Cúbicos a través del cual se han hecho fraudes documentados de casas.

El mal manejo que se lleva a cabo en este sitio parece inofensivo. Sin embargo, las afectaciones han resultado muy graves, comenzando por el daño que se le hace a empresas serias que manejan sitios por internet con toda la responsabilidad posible.

Se habla de denuncias a este sitio de internet, sin que prosperen ni se pueda hacer nada en contra de los responsables, ni mucho menos de las empresas que ahí se anuncian.

Otro fraude se teje. Aquí los detalles. Se trata de una venta de vivienda anunciada en remate inmobiliario de la empresa Administradora de carteras Barak Barak, ubicado en Av. Juan Escutia, en la Condesa.

La empresa que lo remataba con oficinas en prolongación paseo de la Reforma 1015, Edificio Value, Corporativo Punta Santa Fé, Torre B, Piso 9, en existencia, y con nombre de, remates por escriturar, solicitó a inicios del 2013 a los compradores 136 mil pesos como enganche.

Todo iba bien. Incluso el 9 de Mayo de 2013 en las notarías 229 y 242, ubicadas también en Santa Fe, se firmaron contratos de mediación mercantil en donde se comprometían a entregar el departamento en un plazo de ocho a diez meses; de ahí que los interesados tuvieran que hacer un segundo depósito por 204 mil pesos, más tres mil 480 pesos adicionales por trámite notarial.

El pero comenzó entre noviembre y diciembre del 2013, cuando llegó a los interesados un informe procesal que les indicaba que en enero de 2014 tendrían el departamento. Ahí inició el declive y las irregularidades que, hasta hoy, nadie ha podido frenar.

A mediados de mayo de 2013 nada sucedió; la comunicación se quedó en stand by y las personas de la empresa de remates que habían hecho el trámite ya no trabajaban ahí. La empresa de remate dijo que se haría cargo de todo el proceso y sería muy fácil y ágil. Dijeron que, en un máximo de dos meses, entregarían el departamento. Pero, casualidad o cinismo, los abogados en turno también habían sido unos tramposos y fueron despedidos de la empresa de remate, meses después.

Así, después de casi dos año de irregularidades, los interesados solicitaron la devolución de su dinero dado que no se habían seguido las normas ni criterios pactados. Y pese a que hay una carta de aceptación por parte de la empresa de remate de viviendas a nombre del representante de la empresa Alejandro Jalil García Monreal, asegurando que en 60 días devolvían el dinero, es la fecha en que no pasa nada. Y en el colmo de la desfachatez, hace una semana el personal de la empresa Barak Barak informó que no devolvería un solo peso. Vaya cosas. ¿Será que pueda hacerse justicia y las autoridades tomen cartas en el asunto?

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: