Estrategia de Negocios

No al IVA, ¿es la solución?

La reforma fiscal de 2013 descarta la aplicación del IVA en rubros como alimentos y medicinas, pero es la solución a los problemas que se enfrentan en estos dos ámbitos, ello permitirá apoyar a la población más necesitada.

¿Con no aplicar el IVA a medicinas y alimentos se solucionaría que las personas puedan acceder a medicamentos más baratos y tengan la posibilidad de una alimentación más sana?, o ¿las familias que enfrentan el padecimiento crónico de un integrante no se irán a la quiebra, o más aún, siempre habrá un mejor abasto de alimentos?

Las respuestas a éstas y otras interrogantes están latentes. La población de menores recursos se supone que está sujeta a esquemas donde la Secretaría de Salud, al mando de Mercedes Juan López, la apoya con medicinas, o bien, con algún programa de salud pública. Ni qué hablar de lo que a alimentación se refiere. La realidad es distinta en muchos casos y estados del país.

Más allá de la aplicación o no de un gravamen en alimentos o medicinas debería impulsarse una reestructuración en el sistema de salud pública para que hospitales, laboratorios e incluso trabajadores entren en un esquema que pueda soportar la alternativa, sin recaer en un esquema más complejo que el actual.

Aunado a esquemas de apoyo donde la alimentación sea más accesible para las personas que más lo necesitan, tal cual sucede en varios países, donde el apoyo vía vales o restaurantes especiales les permite tener acceso a una mejor y más barata alimentación.

La no aplicación de un IVA generalizado dejará las cosas similares o iguales, es decir, 60% de la población que vive en una economía subterránea está fuera del pago de impuestos.

En fin, es una realidad que México es uno de los países con los índices de aseguramiento más bajos en su población, considerando que representa 1.9% del PIB comparado con países como Chile con 4% del PIB; Brasil con 3%; Gran Bretaña con 15.7% y Corea del Sur con 11.8 por ciento

Hablando de seguro de gastos médicos mayores sólo 7.5% de la población cuenta con uno.

Y si estas cifras le parecen alarmantes, en cuanto a programas de alimentación, las cosas son menos prometedoras en la actualidad.

Si a ello le agregamos que el salario mínimo está depreciado unas 300 veces, su razón de ser está lejos de cumplirse.

En fin, es una realidad que la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto en materia de reforma fiscal es positiva, pero sería bueno que los señores legisladores hagan lo propio para hacerle algunas modificaciones y evitar que el déficit sea elevado, se amplíe la base tributaria y no se ahogue a la clase media.

Habrá que seguir de cerca los pasos que se dan en este tenor, que si bien es cierto el padecimiento no data de este sexenio, la solución sí podría darse en éste, dada la voluntad política que se vislumbra.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: