Estrategia de Negocios

No habrá quien asuma pensiones

Entre reformas y reformas, es cierto que se han aprobado muy importantes. Pero hay pendientes que no se pueden dejar a un lado, dado que su nivel de importancia es prioritario. En otras palabras: son una bomba de tiempo que puede salirle caro a los mexicanos, tengan o no tengan una pensión en la actualidad.

Hablamos de la reforma a pensiones que se ha quedado en el tintero y que, de todas formas, tendrá un costo para los mexicanos, así que entre más pronto mejor, dado que el costo sigue subiendo como la espuma.

Reforma donde se plantea una pensión universal, así como reestructurar dicho esquema hacia una carga más importante que impacte en el trabajador y donde, definitivamente, el costo pase a ser parte de la deuda del país, claro, a ser asumida por el erario.

Situación que si bien es cierto no es agradable hacia los bolsillos de los mexicanos, es fundamental para darle paso hacia un esquema que verdaderamente frene y reconfigure el esquema de pensiones; porque así como va, simplemente, no puede enfrentar las necesidades ni de la mitad de la Población Económicamente Activa (PEA).

Es muy cierto que la propuesta está lejos de ser popular; incluso podríamos considerarla, un poco dolorosa. Sin embargo, resulta urgente si no queremos ver una crisis severa por una quiebra en el sistema de pensiones.

La problemática es seria con más de ciento por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), que implica a 130 instituciones que se ven involucradas a nivel nacional.

De ahí que se busque la conformación de una pensión universal, fondeada por el gobierno federal, al mando de Enrique Peña Nieto.

A fin de cuentas, el esquema de trabajadores que entrarían en este programa, permitiría fondear a largo plazo; hablamos de que en esta pensión universal entrarían los trabajadores que se estén jubilando en 2055.

Aunado a ello, se plantea enmarcar en la Constitución lo que sí y lo que no debe hacer un servidor público en materia de jubilaciones y pensiones. Donde la edad de jubilación dejaría atrás los 45 años a los que hoy, muchos servidores públicos lo hacen.

Dicha reforma se planteaba someter al Congreso en 2014, pero ha quedado en los pasillos de tal recinto, y su realidad en el baúl de los buenos deseos, pese a que su ejecución y el que se vean reflejados los beneficios tardaría un lapso de, por lo menos,  cinco años.

Así que no habrá que perder de vista este tema. A ver si, pese a los pendientes que están en el tintero, se pueden tomar en cuenta reformas como éstas, que son prioritarias para las personas.

Atención: se podría caer en el riesgo de que no hubiera dinero para pagar pensiones. ¿Así o más grave?

¿Será que pueda más una necesidad o será que el periodo electoral comience a hacer de las suyas? Nos mantendremos atentos al tema.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: