El día a día en los negocios Principal

Palabras del Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez

En el paquete económico del 2019, consideró primordialmente el compromiso con la disciplina fiscal y financiera, es decir, con la sostenibilidad de mediano plazo de las finanzas públicas y se establecieron elementos para apuntalar la estabilidad macroeconómica del país, y dar certidumbre respecto del rumbo de la política económica.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez: Muchísimas gracias, Senadora Mónica Fernández Balboa, Presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, estimadas Senadoras y Senadores de la LXIV Legislatura:

Un elemento fundamental en el diseño de implementación de la política económica, es la distinción entre los determinantes estructurales del crecimiento de la economía, por un lado y las condiciones coyunturales que de manera transitoria y periódica impulsan o reducen la economía.

Déjenme ser muy claro en ello, cunado nosotros vemos la economía de cualquier país, ésta tiene dos características, crece más o menos de manera constante a lo largo del tiempo, pero tiene un ciclo, tiene períodos de expansión y tiene períodos de aceleración a lo largo de ello.

Eso pasa para todas las economías, pasa para las economías avanzadas, para las economías en desarrollo, pasa para las economías que crecen mucho como China, pasa para las economías como la mexicana.

Esa distinción es relevante, porque en cada caso, los instrumentos de los que dispone la autoridad hacendaria varían en términos de alcance y duración.

En primer lugar, quiero detenerme en el análisis de las condiciones coyunturales, lo que nosotros llamamos el ciclo económico, por las que atraviesa la economía mexicana.

Desde la segunda mitad del 2018, las perspectivas económicas de los analistas del mercado económico y de los principales organismos financieros, internacionales, apuntaban hacia un menor crecimiento de la economía mundial en el 2019.

Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, países que en su conjunto representan un poco menos del 40 % del PIB mundial, así como la falta de calidad, respecto de la manera en la que Reino Unido abandonará la Unión Europea, entre otros conflictos políticos, aumentaron la incertidumbre, respecto del motor que impulsará el crecimiento mundial.

Iniciando este último trimestre del 2019, el panorama económico mundial no muestra una perspectiva diferente, las cinco principales economías del mundo, Estados Unidos, China, Japón, Alemania y el Reino Unido, que en su conjunto representan la mitad del PIB mundial, experimentan en lo individual perspectivas de corto plazo menos halagüeñas, con consecuencias económicas globales, una de ellas, Alemania, prácticamente entró en zona de ser recesión.

Los constantes vaivenes en la relación comercial entre China y Estados Unidos, con represalias arancelarias cada vez más agudas, han generado una dinámica cada vez más volátil en los flujos de la inversión, pero yo diría también, incluso en los precios de activos muy importantes y quisiera destacar aquí cuando en el último evento de pretensión entre ambas economías, el pasado a inicios de agosto, uno de los resultados de ello fue que el precio de la mezcla mexicana de petróleo pasó de 55 dólares por barril a 47 dólares por barril en sólo 3 días, eso implica si hubiera continuado de esa manera la pérdida de varias decenas de miles de millones de pesos en ingresos.

Y eso nos obligó a que en el paquete que presentamos hiciéramos una revisión a la baja en el precio estimado del petróleo.

En México el paquete de 2019, preveía un rango para la tasa de crecimiento anual entre 1.5 y 2.5 %, el paquete económico 2020, que tiene que hacer una revisión de las perspectivas de este año, tiene un crecimiento entre .6 y 1.2. Una corrección, que en el límite más bajo representa un ajuste significativo respecto a la estimación previa.

No obstante, es importante señalar que la disminución observada en el dinamismo de crecimiento corresponde, como lo señalé con anterioridad, principalmente a condiciones coyunturales de manera transitoria que de manera transitoria y periódica afectan a la actividad económica.

Y esto es muy, muy importante destacar, porque los mecanismos con los que se trata de que el país crezca más en el largo plazo, son muy distintos de los mecanismos con los que se trata de que el país crezca más en un período de ajuste coyuntural. Yo creo que una de las lecciones más importantes a nivel global de la gran crisis financiera, de la llamada gran recesión de 2008 a 2009 es que crisis de esta naturaleza tienen que enfrentarse con políticas contracíclicas y eso es el tipo de coyuntura que tenemos en este momento.

¿Por qué es esto diferente y qué tan frecuente o no pasa en México?

Entre 1980 y 2018, el ciclo de la economía mexicana está idea decae aumentos y período de desaceleración, ha transitado cinco veces, entre un pico, la parte más alta del ciclo y un valle, la parte más baja del ciclo.

Al inicio pasaba, desafortunadamente una cosa muy clara, que era en tres de estas cinco veces la contracción económica, desató además crisis de finanzas públicas, esto pasó en el año 1981, en 1985 y en la crisis de 1994-95, de entonces para acá, sí hemos tenido procesos de desaceleración económica, pero afortunadamente porque el país ha aprendido a cómo lidiar con ellas, no fueran acompañados de crisis públicas, esto pasó tanto en las reducciones de actividad económica que tuvimos en el año 2000 y en el año 2008, que si bien, en las cuales se experimentaron contracciones importantes, la economía pudo sortear la parte baja del ciclo y reactivarse sin que las finanzas púbica experimentaran un quebranto y comprometieran la estabilidad macroeconómica.

Actualmente experimentamos una disminución en el dinamismo de la actividad económica que sea sincronizado con la evolución de la economía mundial, así ante la corrección a la baja que de manera sostenida ha mostrado las expectativas de creciendo, desde la Secretaría de Hacienda hemos impulsado un conjunto de acciones contracíclicas y quisiera referirme a ellas brevemente.

El 29 de julio de 2019, anunciamos la orientación de hasta 485 mil millones de pesos para impulsar la creación de infraestructura, financiar inversión física y apoyar el gasto de consumo de los hogares, también se anunció que el arranque en 2019, de procesos de adquisiciones, de bienes y servicios que consumirá el gobierno federal en el ejercicio fiscal 2020.

Déjenme ser muy claro a qué me refiero con ello, aún cuando apenas enviamos el paquete económico, aun cuando el Presupuesto de Egresos de la Federación sea aprobado alrededor del 15 de noviembre, la ley prevé que nosotros podemos empezar procesos licitatorios desde ahora, no podemos gastar antes del 1º de enero del 2020, no podemos recibir los bienes y servicios antes del 1º de enero del 2020, pero si nosotros licitamos desde ahora y fallamos esas licitaciones. . .

…de enero de 2020.

No podemos recibir los bienes y servicios antes del 1 de enero de 2020, pero si nosotros licitamos desde ahora y fallamos esas licitaciones, lo que se encontrará en el otro lado es una empresa que tiene un contrato, y esa empresa sí puede empezar a contratar trabajadores, sí puede empezar a comprar maquinaria y equipo, sí puede empezar a tener mayor inversión.

De tal forma que lo que nosotros esperamos es que el Presupuesto de Egresos de 2020 empiece a tener un impacto positivo desde el 2019.

Estas acciones para apoyar a la economía robustecen la capacidad de respuesta del aparato productivo nacional ante los variados choques externos. Para acelerar la creación de infraestructura se detonarán 50 mil millones de pesos sin impacto presupuestal en diferentes regiones del país. El gobierno, junto con el sector privado, trabajarán en proyectos del sector carretero, hidráulico y transporte, y de desarrollo urbano.

De los proyectos contemplados en el Fonadin se tiene prevista la licitación de tres proyectos en septiembre y dos más en noviembre de 2019. Estos, valdría la pena aclarar, son proyectos de los estados que nosotros estamos apoyando, son proyectos y voy a mencionarlo de manera muy breve, como el Peribús en Guadalajara, como un BRT en Ciudad Juárez, como una serie de presas en el estado de Nuevo León.

Junto con Comunicaciones y Transportes estamos revisando cinco proyectos relacionados con desdoblamientos carreteros. Déjenme explicar brevemente a qué se refiere eso. Se refiere a que hay empresas que ya tenían una concesión, que la SCT, con la opinión de Hacienda, amplía la concesión y contra esa ampliación de la concesión la empresa dueña de ese título hace inversiones adicionales.

Estas inversiones son inversiones importantes en la infraestructura pública, de alrededor de 18 mil millones de pesos, pero que no tienen un impacto presupuestal. Es decir, logramos que se invierta cuando más lo necesita el país y en momentos en que el país no tiene muchos recursos.

Pero como hablar en abstracto es muy sencillo, quisiera referirme explícitamente a cuáles son estas carreteras que tienen impactos en ciudades muy específicos. Una de ellas es el viaducto urbano de Santa Catarina, el otro es el libramiento de San Luis Potosí, el tercero es el libramiento de cuota de Ixmiquilpan, ahí en la tierra de la Senadora Xóchitl; un cuarto es la ampliación de tres carriles de la autopista Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal y el quinto es la construcción de tres autopistas de libre peaje en Guanajuato, Michoacán y Jalisco.

Mediante la banca de desarrollo se otorgarán nuevos créditos y garantías a más de 130 mil pequeñas y medianas empresas, y 370 mil micronegocios, detonando financiamientos de hasta 270 mil millones de pesos, recursos que fortalecen y modernizan estos sectores.

A este día, de este proyecto lanzado apenas el 29 de julio, tenemos ya un avance del 26 % en la entrega de estos recursos y una cobertura total de 70 mil empresas apoyadas.

Se amplió el Programa de Cadenas Productivas de Nafin, donde se apoyará a 16 mil nuevas micro, pequeñas y medianas empresas. De la meta de 115 mil millones de pesos se tiene un avance del 46 %.

Una de las características más importantes que ocurren cuando una economía se empieza a desacelerar es que hay dos sectores muy importantes que se empiezan a mover antes de un ciclo. El primero de ellos es el sector de la construcción, antes que la economía empiece a caer el sector de la construcción empieza a caer y lo mismo pasa en períodos de bonanza. Esto es lo que en la jerga económica se llama “indicador líder”.

Otra de las variables que se mueve así es el consumo y en particular el consumo de los bienes duraderos. Reconociendo esto hemos iniciado un programa de apoyo al consumo de los trabajadores a través del Fonacot, que va a otorgar 1.2 millones de nuevos créditos. El Fonacot no necesariamente tenía estos recursos, pero teníamos los recursos en el Banco del Bienestar, que otorgó una línea de crédito al Fonacot.

De esta meta de 29 mil millones de nuevos créditos se tiene ya un avance considerable y se han entregado ya 185 mil nuevos créditos. Abrimos una ventanilla única en Nafin y Bancomext que está funcionando muy bien, pero quisiera referirme a lo que estamos haciendo con Fira y la Financiera Nacional de Desarrollo para beneficiar 500 mil productores del sector agroalimentario en la región sur, sureste del país.

Se van a otorgar financiamientos hasta por un monto total de 50 mil millones de pesos para la integración de cadenas de valor, modernización de la infraestructura y para agrologística. El avance de este proyecto es del 19 %, con el apoyo de alrededor de 126 mil 799 productores.

Con estas acciones el gobierno federal estableció medidas concretas para atenuar los efectos relacionados con el menor dinamismo económico. Quiero subrayar esto, todas las economías tienen un ciclo económico, todas las economías tienen períodos de expansión y períodos de desaceleración, lo cual no quiere decir que en los períodos de desaceleración tenemos que quedarnos con las manos cruzadas y, por cierto, lo cual no quiere decir que en los períodos de expansión hagamos lo mismo. De lo que se trata es de ir mitigando la volatilidad de ambos períodos.

Por otra parte, la política de gasto también ha permitido atenuar los efectos coyunturales sobre la economía. La operación de los programas sociales, como la pensión del Bienestar, adultos mayores, jóvenes construyendo el futuro, etcétera, permite a los hogares atender presiones de gasto con recursos que de otra manera se perderían de haberse mantenido en operación con intermediarios.

En segundo lugar y con respecto a las determinantes estructurales de la economía mexicana, es decir, esto ya no tiene que ver con el ciclo económico, sino lo que hace que la economía crezca poco o más en el largo plazo, aquí quisiera empezar por resaltar algunos temas:

Nuestro país, entre 1983 y 2017, es decir, en 34 años, ha tenido un crecimiento en promedio real de únicamente 2.4 %. Si consideramos que la población en el mismo período estaba creciendo a más del 1 %, esto quiere decir que el PIB per cápita del país había crecido apenas alrededor del 1 %. Esta es una de las tasas de crecimiento más bajas de América Latina y no estamos hablando de una tasa de crecimiento baja en uno o dos años, estamos hablando de una tasa baja de crecimiento a lo largo de casi 40 años.

¿Cuál es una de las consecuencias de esta? Que países que tenían un nivel de bienestar menor que nosotros, como Chile y Uruguay, nos alcanzaron y ya nos rebasaron. Por ejemplo, en el mismo período Chile, Colombia y Perú crecieron a tasas del 4.9 %, 3.6 y 3.5 respectivamente.

Para hacer esta comparación más tangible, si nosotros hubiéramos tenido las tasas de crecimiento del PIB de Chile, en lugar que nuestro producto se estuviera duplicando cada 29 años, se estaría duplicando cada 14 años. Y las consecuencias en bienestar para las familias y las diferentes regiones son diametralmente diferentes.

En ese mismo período, como señalaba, la tasa del PIB per cápita fue del 0.8 %, mientras que en Chile, Colombia y Perú fue de 3.6, 2.2 y 1.9 %. Tasas de crecimiento de esta magnitud implican que el ingreso promedio de los habitantes de México se está duplicando a estas tasas cada 87 años, mientras que Chile lo hace solo cada 19 años. Es decir, si las cosas no cambian…

…se está duplicando a estas tasas cada 87 años, mientras que Chile lo hace sólo cada 19 años.

Es decir, si las cosas no cambian en los próximos 100 años, Chile va a ser cuatro veces más rico que México; es decir, estas son las diferencias que hay entre una economía avanzada y una economía en desarrollo.

Esto es claramente inaceptable y estos son algunos de los temas en los que nosotros tenemos que trabajar.

Los determinantes de las capacidades estructurales de la economía no solamente afectan el ritmo de crecimiento de largo plazo, sino también la desigualdad.

Quisiera señalar algunas cifras con relación a ello.

La población con ingresos inferiores a la línea de pobreza extrema es de 16.8 por ciento del PIB.

A veces los porcentajes esconden las realidades, 16.8 por ciento del PIB quiere decir que hay 20 millones de mexicanos viviendo por debajo de la línea de pobreza extrema.

Esto es claramente algo de lo que nosotros teníamos que atender y esa es en gran medida la razón de los programas de bienestar social de esta administración.

La población en pobreza, no la de pobreza extrema, de pobreza en general, representa el 41.9 por ciento de la población.

Si consideración la definición más aceptada técnicamente, que es la definición multidimensional; si tomamos la definición de ingreso, el porcentaje de la población mexicana que vive en pobreza es el 48 por ciento; es decir, prácticamente uno de cada dos mexicanos está en una situación de pobreza. Y por eso tenemos que cambiar eso.

Nosotros hemos identificado cuatro áreas en las que creemos que debemos cambiar y que son algunas de las principales barreras al crecimiento de nuestro país. Las voy a mencionar de manera muy rápida.

La primera es la profundidad hacia el sistema financiero en México, y voy a dar una sola cifra, solamente el 27 por ciento de los mexicanos en la parte baja de la distribución del ingreso tienen una cuenta bancaria, solamente el 37 por ciento de los mexicanos tienen una cuenta bancaria. Eso quiere decir que no se está buscando el sistema financiero para llevar el ahorro a las inversiones y que somos una economía que opera en gran medida a través del efectivo.

El segundo es que, si bien como había señalado, hemos abandonado esa terrible tradición de que, cuando había un problema económico, había un problema de finanzas públicas, esto ha tenido un costo, porque la forma en que lo hemos hecho, el ajusto ha sido a través de la inversión pública. Y hoy tenemos una de las tasas de inversión pública al cierre del 2018 más bajas en la historia de México, solamente entre el 2.8 y 2.9 por ciento.

Otra de las razones, y eso explica también por qué invertimos poco, es porque recaudamos muy poco.

Los ingresos tributarios del país, que no son el total de los ingresos, son solamente del 13 por ciento.
Finalmente, quisiera, y me parece que es muy importante señalarlo ante el Senado, y no solamente por la relevancia del tema, sino porque volteando a ver a esta mesa, en esta mesa hay cuatro mujeres.

Déjenme darles algunas cifras:

De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, para las mujeres que están entre 15 y 64 años de edad, solamente, el 47 por ciento de ellas están en el mercado laboral; las cifras para Argentina son del 57 por ciento; del 58 por ciento para Chile y del 64 por ciento para Colombia.

Argentina, que no está haciéndolo bien, comparado con la métrica internacional, si nosotros tuviéramos la participación de las mujeres que tiene Argentina, esto quiere decir que habría alrededor de 4.3 millones adicionales de mujeres trabajando en la actividad económica. Y eso tendría un impacto clarísimo en términos de crecimiento económico, pero tendría también un impacto muy importante en términos de disparidad de género y de justicia social.

Éste, lo confieso, es un punto en donde nos queda mucho más claro el problema que las soluciones, y espero que en el futuro podamos trabajar con el Congreso en general y con el Senado en particular, para que tratemos de encontrar cuáles son las salidas a este problema.

¿Cuál es el problema que nosotros vemos en el sector financiero? Había señalado lo que pasa en la parte de la inclusión financiera. Doy un par de cifras más adicionales, solamente hay alrededor de 145 empresas cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores.

El número no es distinto del que había hace 20 años, eso quiere decir que cuando las empresas requieren de recursos para invertir, la Bolsa no está siendo el canal adecuado, tampoco lo están siendo los sistemas crediticios.

El Banco de México reporta que el 80 por ciento de todas las empresas, en la encuesta que ellos realizan, dice que su principal fuente de financiamiento es el crédito a proveedores. Claramente teníamos que hacer mucho por ahí.

Hay algunas iniciativas que en ese sentido llegaron con ustedes, por ejemplo, aquella que flexibiliza el régimen de las Afores.

Déjenme referirme al segundo punto, el que tiene que ver con la inversión total y la inversión pública en particular.

En nuestro país la inversión se ha venido estancando, en total, alrededor del 22 por ciento del PIB, nosotros invertimos apenas el tres por ciento del PIB, lo cual quiere decir que el sector privado invierte casi siete veces lo que invierte el sector público.

Eso nos deja un reto muy claro, nosotros tenemos que empezar a transformar una parte de la composición de nuestro gasto, llevar gasto que es de tipo corriente a gasto de capital, pero eso va a tomar tiempo y el ínter in la inversión importante la va a seguir haciendo el sector privado.

Y lo que nos corresponde a nosotros es garantizar que el sector privado tiene las condiciones macroeconómicas fiscales y de confianza, así como las crediticias, para poder seguir invirtiendo.

Voy a saltarme algunas de las partes, veo que ya tengo poco tiempo, voy a saltarme algunas de las partes de mi discurso y voy a tocar otros temas.

Algunas de las reformas enviadas al Congreso en el mediano plazo, a través de éstas se podrán establecer nuevos vehículos bursátiles para movilizar mayores recursos de inversionistas institucionales, nacionales y extranjeros.
Otro elemento con importantes implicaciones en el crecimiento de largo plazo de la economía resulta el apoyo de la inversión y saneamiento financiero que recibió Pemex en el 2019.

El problema para nosotros en Pemex era muy claro, les voy a dar solamente dos cifras:

Entre el 2004 y el 2003 se llegó al punto máximo de producción de Pemex, donde fue alrededor de 3.4 millones de barriles por día.

Entre el 2004 y finales del 2018 perdimos la mitad de la producción de Pemex, pasamos de 3.4 a solamente 1.7. Al inicio de la administración anterior eran únicamente 2.4. Y hay muchas razones por las cuales perdimos esos, pero una de las más importantes es porque Pemex no estaba invirtiendo, y una de las razones por las que Pemex no estaba invirtiendo es porque nosotros lo estábamos gravando mucho desde Hacienda. La falta de recaudación tributaria lo que hacía es que estuviéramos ordeñando o exprimiendo a Pemex en demasía. Y eso tuvo un costo en lo que Pemex aporta hoy al país.

De tal forma que si Pemex ha venido aportando tanto al país a lo largo de tantas décadas, nos tocaba ahora apoyar a Pemex, y le hemos dado una serie de apoyos importantes en materia de inversión, etcétera.

Pero quiero referirme al último apoyo, porque los problemas de Pemex, como decía, eran dobles, uno es la baja de la producción…

…una serie de apoyos importantes en materia de inversión, etcétera.

Pero quiero referirme al último apoyo, porque los problemas de Pemex, como yo decía, eran dobles.

Uno es la baja de la producción que ya hoy son 100 mil barriles más que en enero de este año, lo cual me parece un hecho notable y una ruptura de la trayectoria que se había tenido en los últimos 14 años.

Pero la otra preocupación que había con Pemex era el tamaño de la deuda, que pasó de 50 mil millones de dólares en el 2012, a 107 mil millones de dólares a finales de 2018 y, en particular, no solamente el tamaño, un número importante de vencimientos que se tenían ellos próximos cinco años en Pemex.

Para ello, hicimos una de las operaciones más ambiciosas en el mercado global y estamos a punto de cerrarla. Esta operación tenía tres componentes.

El primero de ellos que cerramos hace 10 días, era la colocación de tres bonos, a siete, 10 y 30 años por un total de siete mil 500 millones de dólares. Colocamos siete mil 500 millones de dólares, pero tuvimos una demanda de más de 30 mil millones de dólares, una demanda de cinco veces a uno, una prueba clara de la confianza de los inversionistas en la nueva situación de Pemex, porque no es un tema de hablar, es un tema de dónde le pusieron dinero.

La segunda, y era parte de, porque se generó la confianza, era la recompra de bonos denominados en dólares que vencen entre el 2012 y el de 2021 por cinco mil millones de dólares. Esto fue con recursos que teníamos en cajas en la Secretaría de Hacienda y es parte del apoyo que estamos dando del gobierno federal a esta empresa productiva.

Y la tercera, que prácticamente se terminó de ejecutar ya, tiene un intercambio de bonos que vencen entre el 2022 y el 2025, con un cierre temprano que se hizo el año, la semana pasada, el llamado Erbird en la jerga económica.

El total de etas operaciones suma 18 mil millones de dólares de vencimientos que Pemex tenía que enfrentar entre ahora y el 2025 y le da un gran respiro a esta empresa.

¿Cuáles son los resultados de ello? Los resultados son palpables, en particular los diferenciales de bonos de Pemex, en comparación con los bonos del gobierno federal se han reducido en alrededor de 60 puntos base.

A ustedes .6 de un punto porcentual a la mejor les parece poco, pero piensen en una deuda de 107 mil millones de dólares, un punto porcentual son mil millones de dólares y, esta reducción de 60 puntos base son 600 millones de dólares, alrededor de 12 mil millones de pesos.

Las transacciones además, el ejercicio de manejo de pasivos más ambicioso realizado por un emisor mexicano en la historia y tuvo el libro de órdenes más grandes para una nueva emisión de Pemex en su conjunto, 38 mil millones de dólares.

Esto le va a dar un gran respiro a Pemex, pero para que a Pemex le podamos seguir apoyando, si que ellos, sin que los sigamos “ordeñando”, en algún momento nosotros vamos a tener que recaudar más y la mayor recaudación se hace a través de dos vías:

O de cambios a la estructura tributaria, que quiere decir que se cambie o el tipo de impuestos que se cobra o la tasa de impuestos que se cobra, y nosotros hemos sido muy claros que eso no lo vamos a hacer en los primeros tres años de la administración.

O en que cobremos mejor lo que se nos permite cobrar, y en esto es donde hemos estado enfocados.

Déjenme darles algunas cifras.

Un elemento muy importante fue, y entendemos que fue difícil de pasar y entendemos que fue objeto de gran controversia, la eliminación de la compensación universal.

Déjenme darles las cifras de lo que había pasado.

Entre el año 2014 y 2018, los saldos a favor del IVA que se podían recuperar de manera importante, fueron de 190 mil millones de pesos, es decir; un incremento del 112% entre el 2014 y el 2018; la actividad económica no creció en 112%, de hecho en términos nominales debe haber crecido entre el 12 y el 15%. De tal forma que había alrededor de entre 90 mil 100 mil millones de pesos devueltos que no tenían su contraparte en la actividad económica.

Eso es lo que nosotros cerramos. Al haber hecho ese cierre tenemos ya un aumento muy importante que está alrededor de 25 mil millones de pesos de IVA que sean quedado en las arcas públicas.

Otro elemento central es el de la economía digital.

En los últimos años ha habido una revolución digital extraordinariamente importante que ha disminuido los costos transaccionales, hace que las cosas sean más rápidas, más seguras, etcétera y que van desde la descarga de contenidos, como en Netflix, Spotify, etcétera hasta el transporte a través de plataformas electrónicas como los Uber, etcétera.

Este sector, por su propia naturaleza, es el que más está creciendo en el mundo, en el 2017 representaba el 4.6% del PIB en México.

Para el 2019 estamos estimando que representa el 5.2% del PIB y aún cuando este impuesto hoy no necesita un marco tributario específico, porque los impuestos que se cargan, que se causan con estas actividades son los mismos que existen en otras actividades; es decir, es el Impuesto al Valor Agregado, es el Impuesto Sobre la Renta.

Nuestro marco tributario está diseñado para bienes tangibles, está diseñado para gravar la ida a un cine, pero no para gravar cuando se baja una película de Amazon y Netflix y lo que necesitamos hacer no era crear nuevos impuestos, sino buscar cuál era la forma de retenerlos.

Creamos ya una serie de mecanismos, de acuerdos bilaterales con las plataformas de transporte con Netflix, con DD, etcétera y empezaron ya a ser los primeros enteros a la Tesorería de la Federación.

Estamos proponiendo, en la miscelánea fiscal que les hemos enviado a ustedes, mecanismos que nos permitan atender este que no es trivial.

Déjenme darles un ejemplo y solamente un ejemplo, porque no está claro a nivel internacional cómo se grava esto.
El caso de Netflix nos parece muy ilustrativo, su corporativo se encuentra en California, los servidores de los cuales provee servicios puede estar en cualquier localidad del mundo y sus clientes están en México, de tal forma que hay una controversia de dónde se está generando la actividad económica.

Estados Unidos dice que la actividad económica se genera con la compra del servicio y que, por lo tanto, se debería gravar allá; hay otros países que dicen que se debería gravar donde están los servidores desde los cuales se bajan y hay muchos otros países, en particular en la Unión Europea, y es el caso de México, decimos que se debe de gravar donde se está consumiendo ese servicio.

De hecho en la visión de la autoridad de Hacienda, las plataformas digitales constituyen un aliado estratégicos, no es nada más que tienen una actividad a través de la cual tienen que pagar impuestos, sino que también facilitan la recaudación de impuestos para nosotros.

En el mediano plazo se seguirán desarrollando medidas para cumplir con el objetico de que la economía digital tribute sin afectar el desarrollo de este sector en el país y sin crear nuevos impuestos.

Quiero referirme al cuarto punto que había yo mencionado, y el cual probablemente es para mí uno de los más importantes, que es el incremento de la participación laboral de las mujeres.

Déjenme decirles qué es lo que estamos viendo.

Señalaba yo algunas cifras que tienen que ver con el 47% de las mujeres en edad, que son las únicas, que están trabajando. Dejen señalar cuáles son algunas de las cifras compartidas.
Para el mismo rango…

…dejen señalar cuáles son algunas de las cifras compartidas.

Para el mismo rango de edad, entre 15 y 64 años, la participación de los hombres en el mercado laboral es de 82 %; el diferencial entre la participación de hombres y mujeres es de 35 puntos porcentuales, este es uno de los más altos en el mundo y esto es algo claramente inaceptable.

Entre las causas principales, y yo decía, y lo quiero reiterar de manera muy honesta, tenemos más preguntas que soluciones, se pueden señalar las siguientes:

Las brechas de género aumentan durante los años de formación de la familia, pues la maternidad tiene efectos negativos sobre su participación de la mujer en la fuerza laboral.

De acuerdo con cifras del Inegi, en 2018 la participación laboral de las mujeres cuando su hijo menos se encuentra entre cero y 3 años, es del 36 %; y con hijos de 4 a 15 años es del 56 %.

Esto apunta hacia alguna de las cosas que tendremos que construir en los próximos años, que es un sector de cuidados, no solamente de los infantes, sino de los adultos mayores, que permita atender este problema por una vía institucional y, por el otro lado, permita a las mujeres incorporarse al mercado laboral.

Otro tema es una cultura muy mexicana de jornadas de largas horas laborales, donde lo que importa no es la productividad, sino estar presente mucho tiempo.

En México la población ocupa en promedio 44.7 horas a la semana, en comparación con 36.7 horas a la semana en los países en desarrollo.

Pero también, entre otras cosas, vamos a deber tener una cultura donde todos, hombres, mujeres, pero también los empleadores de las empresas, nos hagamos responsable de esto.

Yo celebro mucho que tanto en la Cámara de Diputados como en la Cámara de Senadores me encontré a Senadoras y Diputadas en la reunión acompañadas de sus hijos, me parece que esto es una muestra de lo que tenemos que hacer.
Voy a terminar ya.

Una disculpa, me he extendido más de lo que debía.

En la Secretaría de Hacienda estamos plenamente conscientes de que el análisis de la política económica…
La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: ¿Con qué objeto, Senador Dante Delgado?
El Senador Dante Alfonso Delgado Rannauro: (Desde su escaño) Que no se limite.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: No, no se está limitando, está…

El Senador Dante Alfonso Delgado Rannauro: (Desde su escaño) Es que dice que, para terminar.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez: Me estoy autolimitando.

El Senador Dante Alfonso Delgado Rannauro: (Desde su escaño) Tiene todo el tiempo que sea necesario.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Él ya está por terminar.

El Senador Dante Alfonso Delgado Rannauro: (Desde su escaño) No, pero que no termine, que se extienda porque el problema que hay es que se saltó unas hojas y nosotros queremos saber cómo va la economía del país.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Esta Presidencia, por supuesto que da las facilidades necesarias, estamos muy interesados todos en su exposición, señor Secretario.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez: Se los agradezco muchísimo.
Regreso entonces a donde estaba.

El marco macroeconómico se ha ajustado y la información de cierre prevista para el 2019 se encuentra en línea con las expectativas del mercado.

Las metas de ingreso reflejan el uso de sensibilidades objetivas y capturan los ajustes derivados de las condiciones coyunturales de la economía.

Déjenme traducirlas, esto al español.

Lo que quiere decir es que en las metas de ingreso estamos reportado lo que creemos que va a ser y no lo que Hacienda antes hacía, que era subestimar de manera sistemática los recursos de ingreso.

El ejercicio de gasto se conduce mediante el principio de austeridad y se apoya en una amplia política de combate a la corrupción, esto no es una cuestión simple, pues se ha tenido que balancear entre una ejecución oportuna del gasto, por un lado, y la captura de mayores ahorros y de una mayor transparencia en los procesos de contratación, por el otro.

En la Secretaría de Hacienda estamos plenamente conscientes de que el análisis de la política económica no es únicamente un ejercicio de contraste de cifras o de discusión de la trayectoria posible de las finanzas públicas, es primordialmente, dado el sistema de pesos y contrapesos entre el Ejecutivo Federal y el Poder Legislativo, un pilar de la arquitectura institucional de la democracia mexicana, y nosotros queremos seguir abonando, a fortalecer ese pilar.

En ese sentido, encontrarán siempre disposición abierta y transparente de la Secretaría de Hacienda, a dialogar sobre los asuntos de la economía y de las finanzas nacionales.

Por ello, quedo pendiente de sus comentarios y cuestionamientos, y refrendo, como decía con anterioridad, el compromiso de la Secretaría de Hacienda con un diálogo franco y abierto con esta soberanía para trabajar en los instrumentos y mecanismos que nos permitan sentar las bases de una trayectoria sostenible de las finanzas públicas, el crecimiento sostenido de la economía, la eliminación de las desigualdades y la captura sostenida de las ganancias en bienestar para la población, particularmente para los sectores más vulnerables.

Muchísimas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, señor Secretario.

Vamos a dar paso a la primera ronda de preguntas por parte de los grupos parlamentarios, prevista en el resolutivo segundo del acuerdo correspondiente.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: