Análisis Colaboraciones Nacional Principal

Para qué ‘sirven’ y para qué no los gobernadores

1.- Traicionar la voluntad de los electores que los votaron por sus falsos tintes “independientes”, al buscar la…

1.- Traicionar la voluntad de los electores que los votaron por sus falsos tintes “independientes”, al buscar la presidencia de la República en una trasnochada campaña que le indujeron sus principales enemigos, porque no pueden ser amigos quienes se aprovecharon de su estupidez para servírselo en bandeja a quien desde hace tres años ya se vislumbraba como Presidente de México.

2.- Insertar en su gobierno un dispositivo de corrupción tan nefasto, que hace ver como párvulos a quienes estuvieron antes en la silla donde hoy se sienta.

3.- Meter a familiares propios y políticos en las nóminas de “su administración”, regalándoles paracaídas de oro para su jubilación, si tales maromas son descubiertas.

4.- Hacer negocio con el transporte urbano, valiéndose de prestanombres y del capital de ingenuos empresarios que no alcanzan a ver el altísimo riesgo que tienen al involucrarse en esto.

5.- Aferrarse al poder, burlándose de la voluntad popular que lo quiere fuera de la gubernatura, valiéndose de amarres oscuros a nivel federal y estatal.

6.- Engañar a López Obrador con sus aires populistas de jarocho conocedor de la realidad veracruzana y sumir a Veracruz en la peor inseguridad de que se tenga historia, y miren que sus antecesores Yunes y Duarte no se quedaron muy atrás en ese ese departamento.

7.- Hacerle creer a la ciudadanía que todo el problema en su estado era provocado por el fiscal incómodo que le heredó el picudo de Yunes.

Total, convenció a su jefe del Palacio Nacional, corrieron al tal fiscal y un mes después, Veracruz sigue en manos del hampa.

8.- Ahuyentar a los inversionistas privados de todo el país que dedicaban hasta 2018, el 10 por ciento de sus presupuestos nacionales a proyectos en Veracruz y que en el tiempo que tiene su gestión, arrojan un -23 por ciento, lo cual quiere decir que el clima de incertidumbre que se respira en esa entidad, ha provocado que de diciembre de 2018 a la fecha, ese porcentaje de dinero se haya ido a otros lados.

9.- Aferrarse en sostener como Secretario de Seguridad Pública a Hugo Gutiérrez Maldonado, quien salió corriendo del gobierno del Bronco, acusado de delitos muy feos.

Sí, a ti te lo digo, Cuitláhuac García Jiménez; entiéndelo tú, ahijado político de AMLO.

10.- Heredar -eso sí, con dos de intervalo- la gubernatura de Oaxaca de manos de su padre y tener sumido a ese estado como el más pobre de todo México, pese a las dádivas que el régimen de la “4T” les ha entregado en charola de plata.

11.- Ser acusado por la IP oaxaqueña de vender al estado a organizaciones criminales que han diversificado su negocio original del narcotráfico, a la pedidera de piso, el secuestro y las extorsiones.

12.- Ser acusado de nepotista y déspota (que gobierna sin someterse a leyes ni limitaciones) por comunidades agrarias, ciudadanas, empresariales e incluso políticas de Oaxaca.

Sí, a ti te lo digo, Alejandro; entiéndelo tú, Murat Hinojosa.

13.- Comprarle a Ricardo Peralta, subsecretario de Gobernación, la aduana de Tijuana para tenerla “abierta” al contrabando, que sólo en lo que va del año ha evadido más de 200 mil millones de pesos en impuestos.
14.- Haber buscado extender anticonstitucionalmente su mandato de dos años a cinco, mediante dinero sucio puesto en manos de legisladores locales de BC de todos los partidos.

15.- Armar desde ahora en contubernio con el mismo Peralta, un plan “B” por si se les acaba el negocito de la aduana, consistente en crear una inédita Secretaría de Comercio Exterior en su gobierno, para dar cabida a los funcionarios aduaneros que pudieran ser puestos de patitas en la calle, si las huestes de la directora del SAT, doña Margarita Ríos-Farjat, finalmente se pone las pilas y acaba con ese descarado “negocio” de la venta de aduanas.

Sí, a ti te lo digo Jaime Bonilla; entiéndelo tú “gringo”, no le hace que supuestamente hayas renunciado a la ciudadanía estadounidense que ya traías, antes de ser electo gobernador -nomás por dos años, ¡eh!- de BC.
Para esto no ‘sirven’ nuestros gobernadores

1.- Olvidarse de su partido (incluyendo al engendro que se dice “independiente”) y servir a la ciudadanía con honradez, transparencia y eficiencia.

2.- Concentrarse en la tarea al frente de su estado y “enterrar” sus aspiraciones políticas, porque el que es inteligente sabe que la mejor manera de conquistar algo en el futuro, es llenar de logros su presente. Es una lástima que la mayoría sea tan poco inteligente para no ver algo tan sencillo como eso.

3.- Utilizar a la Conago como plataforma para contrapesar el inaudito poder que ejerce López Obrador.

4.- Contratar a especialistas acreditados en cada área de su gobierno, en lugar de los inútiles ujieres que como único mérito tienen el ser incondicionales a su jefe, cuidarle las espaldas y prestarse a tanto trafique.

5.- Presionar a los alcaldes de su estado para que se apliquen en la solución de los problemas de la comunidad.

Por David Martínez Staines

@DMStaines

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: