Estrategia de Negocios

Participación extranjera: GAP

Que las aerolíneas nacionales no cuentan con la flota suficiente para poder operar la demanda que pudiera generarse, ni cuentan con las aeronaves necesarias para evitar los gastos innecesarios con vuelos nacionales; que el transporte terrestre en México es un gran enemigo dado sus costos de operación, y que la sobrecarga de regulación y los costos fiscales endurecen los costos de los aeropuertos permeando toda la cadena operativa hasta llegar al usuario.

Sin lugar a dudas, grandes males que afectan a una industria aérea deprimida, cuya solución parece estar en el dar condiciones para que ésta se fortalezca. Pero es necesario que también se establezcan estrategias como: apertura a cielos internacionales y llevar la participación extranjera en aerolíneas de 45 a 50 por ciento.

Así lo considera Fernando Bosque, director general de Grupo Aeroportuario del Pacífico, quien asegura que dichas medidas permitiría a los más aeropuertos verse beneficiados en sus operaciones. ¿Será?

La realidad es que no todas las terminales aéreas se encuentran en estándares internacionales, en cuanto a servicio, infraestructura y conectividad se refiere.

Y aunque a decir del directivo de GAP estas son las mejores y más palpables soluciones, también podría tratarse de un arma de doble filo.

Es cierto que llegarían más aerolíneas, y ello permitiría que los aeropuertos pudieran invertir más. Los costos se abaratarían para todos los involucrados. Y el principal beneficiado sería el país.

El “pero”, es que no todos los aeropuertos son viables para atender la demanda nacional e internacional, la conectividad es mala, el AICM está saturado y los demás aeropuertos tardarían por lo menos un par de años para modernizarse y acondicionar lo necesario para recibir la supuesta demanda.

En tanto, las aerolíneas podrían desintegrarse o bien, dar el paso hacia manos extranjeras. Porque sólo Aeroméxico cuenta con la flota que le permite operar vuelos nacionales e internacionales sin registrar grandes pérdidas. Aunque para entrar a las grandes ligas con cielos abiertos, también se tendría que inyectar más capital. No hay que olvidar que una sola de las aerolíneas estadunidenses representa el total de la industria nacional.

Ahora bien, el transporte terrestre significa un gran rival. La realidad es que el transporte aéreo nunca se hizo pensando en ser masivo. Y en el caso remoto de que algún día compitieran las aerolíneas con el transporte terrestre, volveríamos a ver la historia de la década de los 90, donde la guerra tarifaria que vivió el sector aéreo no se pudo sostener, y muchos jugadores se fueron a la quiebra. Aún hay más.

CIRT grandes retos

El nuevo presidente de la CIRT, Edgar Pereda, tiene por delante un gran reto, dado que su antecesor, me refiero a Tristán Canales Najjar, deja un gran legado y avances sólidos para que la industria de la radio y la televisión siga fortaleciéndose.

A fin de cuentas “se viven momento histórico porque en los últimos meses nuestro país ha experimentado trascendentes reformas constitucional”.

No obstante, Canales Najjar asegura que hay que “seguir avanzando juntos para superar la pobreza, la marginación y la desigualdad, para que se continúen impulsando los cambios de fondo que requiere México y con ello cerrarle el paso a la criminalidad, la corrupción y la impunidad, todos los sectores del país habremos de hacer nuevamente nuestra parte”.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: