Estrategia de Negocios

Precio deja en jaque a vinos mexicanos

El vino sigue una tendencia alcista a doble dígito. Aunque el gran perdedor está siendo el producto nacional porque camina  a contracorriente.

El IEPS y los precios en que se comercializan en restaurantes son los principales padecimientos a los que se enfrentan.

Aunado al precio-calidad, el vino mexicano está por debajo de los argentinos y chilenos, que toman la delantera. De ahí que 70% de este mercado en México está atendido por las firmas extranjeras.

Si a ello le sumamos que de los canales de venta más importantes, el de restaurantes, el precio de producción se dispara de tres a cinco veces comparado con las tiendas especializadas, los vinos mexicanos están quedando rezagados.

Dado que el vino mexicano debe también enfrentar al IEPS, que representa 50% del precio que establece el productor.

De ahí las negociaciones que sostiene el gremio nacional con la Secretaría de Hacienda, al mando de Luis Videgaray, y la Secretaría de Economía, que comandaIldefonso Guajardo, en pro de que la innovación sea la herramienta más poderosa para competir con el vino de importación, aunque el rival más fuerte es el precio, en el que los impuestos y pagos que deben enfrentar son insostenibles.

Y aunque parece que dicha solicitud quedará en el tintero de los buenos deseos, los vitivinícolas harán su último esfuerzo en este periodo de sesiones con el objetivo de deslindar al vino de la industria alcohólica, a fin de que el IEPS se diluya o se lleve a una tasa de 10 por ciento.

Porque, sabe el gremio que de no ser en este año, el ambiente político dejará en jaque dicha solicitud que se viene arrastrando desde hace más de 10 años.

El planteamiento de este gremio es dejar a un lado una carga tributaria por demás anticompetitiva, de frente a la competencia argentina, chilena y española.

La Asociación Mexicana Vitivinícola, que preside Luis Cetto, mantiene su planteamiento de establecer un programa integral que contemple beneficios fiscales a cambio de una mayor inversión en dicho sector.

Además de un esquema de crecimiento por zonas vitivinícolas y capacitación para los jugadores más pequeños.

Y que, en su caso, el IEPS se regrese a las empresas vitivinícolas, con el objetivo de que dichos recursos se utilicen para reinvertir en campo o en mejores prácticas que apoyen el desarrollo en territorio azteca.

Así que no habrá que perderlos de vista, será que la fuerza del campo pueda ser una de las herramientas a utilizar de este gremio en pro de diferenciarse, a fin de cuentas, es una realidad que el costo de los vinos mexicanos está más del 50% por arriba de los extranjeros. Sumando costos extras que se manejan en los canales de venta, se está volviendo un producto por demás lejos de la realidad.

En fin, la lucha está a la orden del día, y el gremio parece que hace todo lo que esté a su alcance, aunque es una realidad que todo lo que huela a alcohol no es un segmento al que los legisladores le pongan mucha atención para retroceder la aplicación de un gravamen.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: