Estrategia de Negocios

Qué dicen los números

Repunte, pero cauteloso es lo que estamos viendo en las cifras que da a conocer el INEGI sobre la actividad económica donde destaca un cauteloso desempeño, pero al alza, lo que permite comenzar a tener una mejor perspectiva del mercado interno.

Se percibe una mejoría en las exportaciones no petroleras, aunque persiste una importante debilidad en los servicios, afectados todavía por la falta de leyes secundarias y la reforma fiscal, se espera que para el segundo semestre del año, que ya comenzó, los números sean más positivos, y por supuesto mejore el gasto del gobierno federal lo que ayudará a que también sectores como el de la construcción se vayan al alza.

Dentro del sector industrial, lo que destaca es que la construcción decreció 2.6% real anual y las industrias manufactureras y la minería bajaron 0.1% respectivamente; en tanto que la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final aumentó 1.6% real anual.

Cifras que mandan señal de que el PIB podría tocar un crecimiento, de 4.6%, pero en el último cuatrimestre del año y buscar una tendencia positiva en los meses subsecuentes, claro está, considerando que las leyes secundarias pendientes pasan en pro de un país.

Aunque es una realidad que las cifras económicas que están dando a conocer el INEGI son por demás interesantes, claro, siempre y cuando los pasos por parte del Poder Legislativo, Ejecutivo y Judicial siguen marcando pauta, es muy importante que los movimientos que se dan, es decir que sean con cautela.

A fin de cuentas, siempre y cuando se siga avanzando en pasos que fortalezcan la economía interna, como hasta ahora, el rumbo seguirá al alza, en busca de una generación de empleo, mayor inversión y llegada de capital privado extranjero.

No habrá que perder de vista los indicadores económicos, pero sobre todo las decisiones que se toman en torno a éstos, dado que los sucesos imprevistos del mundo empresarial, no parecen afectar a la baja la situación económica.

Ah, claro, el que las leyes secundarias de las reformas estructurales aprobadas queden en el tintero sería un riesgo inminente. Así que más allá de una oposición a las reformas que propone el gobierno ojalá que se piense que son reformas y leyes secundarias que urgen para avanzar.

Ahora bien, cómo se moverán las coordenadas, ojalá que a favor de todos, y de verdad se den dentro de este año, porque los beneficios no serán de forma inmediata, sino en el mediano plazo, pero, la certeza jurídica que mandará la aprobación de éstas es por demás prioridad.

Si es que queremos ver un México que la tasa de crecimiento de 4.5% que se espera para este último trimestre del año, se siga repitiendo, la inversión siga llegando y por supuesto que al bolsillo de los mexicanos llegue vía mejores condiciones laborales, oportunidades y salario.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: