Estrategia de Negocios

Reforma a cambio de qué

La Reforma de Salud volverá a quedar para después. Todo parece que no es una de las cartas fuertes a sacar adelante en lo que resta del sexenio, aunque al interior de la Secretaría de Salud, al mando de Mercedes Juan existe la confianza de que haya avances legislativos interesantes.

Donde la aprobación de la Reforma Sanitaria que permita dar un paso en dirección hacia el sistema universal, se pueda concretar, incluso, en este periodo de sesiones que comenzó hace unos días.

Estrategia que permitiría comenzar a hacer uso en toda la extensión de la palabra, de la portabilidad, que no es más que, permitir al derechohabiente atenderse en cualquiera de las instituciones públicas, llámese; Instituto Mexicano del Seguro Social o ISSSTE, según le convenga y la cercanía en la que se encuentre en el momento en que así requiera el servicio.

Lo cual no significa que desaparezca una de las instituciones, sino eficiente sus operaciones, desaparecer duplicidad, y elevar la eficiencia, así como evitar gastos por duplicidad.

Además de dar un paso hacia el fortalecimiento de la Conamed con el objetivo de eficiente el servicio y la calidad en instancias de salud, en este caso, tanto públicas como privadas. Pues con mayor autonomía y fortaleza, dicho organismo tendría la facultad de intervenir y en su caso actuar en caso de negligencia o mal servicio.

Situación que en la actualidad aunque se puede llevar acabo, la realidad es que al ser un decreto, no tiene la obligatoriedad de una ley general de salud legítima.

Ahora bien, otro de los pasos donde se reforzará el tema, es en la compra concentrada de medicamentos por parte del sector salud público, donde se han registrado ahorros por cinco millones de pesos. Y cuyo proceso ya se avecina.

Para la Secretaria de Salud todo proceso es perfectible, tan es así que se siguen haciendo ajustes en pro de mejorar el proceso, y transparentarlo, pues aunque la compra es consolidada, la realidad es que la distribución de ésta sigue siendo independiente por dependencia o, incluso, por instancia estatal o municipal.

BAFAR DEBE DINERO

Vaya estrategia que realizó recientemente Grupo Bafar, estaría hablando en serio, o fue una broma.

El caso es que esta firma de alimentos que genera ventas equivalentes a dos mil 416 millones de pesos, mejor conocida por sus marcas; Sabori, Parma y Bafar le pagó a una modelo por usar su imagen 200 dólares.

Se trata de la modelo uruguaya, Gabriela Rosés, de ahí la pregunta si no es broma el pago.

El caso es que la empresa del chihuahuense Eugenio Baeza Fares ofreció un acuerdo privado a la modelo sudamericana de 200 dólares, como pago por haber utilizado su imagen en la comercialización de tocino, jamón, pechuga de pavo, salchicha y queso.

El problema derivó luego de que Gabriela Rosés diera autorización a Oriental Films, una casa productora uruguaya, por el uso de su imagen con fines publicitarios, únicamente durante 24 meses.

Sin embargo, transcurrido ese periodo, la modelo se percató de que su imagen está siendo utilizada por Grupo Bafar, persona ajena a Oriental Films, en un buen número de productos de su marca Sabori.

La Ley Federal de Derechos de Autor establece que por este tipo de ilícitos las empresas deben pagar hasta 40 por ciento de las ventas de los productos que utilicen una imagen, sin la aprobación de la persona.

Así que ya comenzó un proceso legal. La demanda de la modelo se encuentra en trámite ante el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: