Estrategia de Negocios

Salario, con ¿depresión o depreciación?

A semana y media del primero de mayo la economía se estabiliza, pero la economía familiar no parece hacerlo de la misma forma.

La razón, el salario mínimo sigue con una depreciación importante, considerando que registra niveles superiores a 300 por ciento.

En la actualidad, el salario mínimo sólo equivale en términos reales a la tercera parte del que se obtenía en 1982, es decir, perdió más de las dos terceras partes de su valor y luego se erosionó más de 7% hasta 2009.

De acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe e INEGI, en los últimos diez años el salario mínimo en México muestra una pérdida promedio de 5% a partir de 1996.

Todo indica que este estancamiento se debe a una política restrictiva que se mantiene desde los años 80 para controlar la inflación y favorecer las exportaciones hacia Estados Unidos con el fin de competir con China.

En el ranking del Banco Mundial que mide 125 economías y en el que el lugar número uno es para el país con el salario más bajo, México se posiciona en el lugar 55 con mil 332 dólares anuales en los que se tasó al salario mínimo.

Como ejemplo está el caso de México con Corea del Sur. “En 1980, ambos países tenían niveles de rezago muy semejantes, en muchos aspectos.

Mientras que el país asiático apostó por una estrategia de inversión en capital humano, México lo hizo basado en la explotación de sus recursos naturales y el mercado potencial con Estados Unidos. Conocemos el resultado: Corea del Sur es una de las principales economías del mundo, territorio nacional sigue igual que hace tres décadas.

En 2011, el salario mínimo en México llegaba a 147 dólares por mes, por debajo de El Salvador con 224 dólares, Guatemala con 273 y el más alto Costa Rica con 516, siendo el nuestro de los más bajos de Latinoamérica.

Hoy, de acuerdo con el INEGI, 6.7 millones de mexicanos que conforman 15% de toda la población ocupada en el país, perciben un salario mínimo y 66% de la población ocupada recibe, por mucho, tres salarios mínimos.

Una familia promedio de cinco individuos requiere por lo menos de cinco salarios mínimos para sobrevivir, porque se necesitan al menos seis mil 913 pesos para adquirir los 121 artículos de canasta básica, además de sumar gastos de vivienda, transporte, educación y salud.

El Capítulo VI de la Ley Federal del Trabajo (artículo 90) define al salario mínimo en México como “la cantidad menor que debe recibir en efectivo el trabajador por los servicios prestados en una jornada de trabajo”.

Sin embargo, el origen de éste artículo ya quedó rebasado. El año pasado se aprobó un aumento al salario mínimo de 3.9 por ciento, para este año la tasa de inflación anual esperada es de 4.2 por ciento.

Sin embargo, este aumento puede variar e incluso mantenerse estático según las expectativas y números de cada empresa, incluso y de acuerdo todavía a la ley del trabajo y salario, éste se compone de muchas cosas, entre ellas, la zona en la que vive un trabajador. Las famosas zonas A, B y C.

En fin, está por llegar el primero de mayo y si bien es cierto deberá aplaudirse los pasos que ya se han dado, también es momento de reflexionar y tomar medidas al respecto.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: