Estrategia de Negocios

Salud deberá esperar

Todo parece indicar que la salud quedará para 2015, lo que podría poner en riesgo las reformas que tanto se requieren en este rubro.

En los pasillos del Congreso nos comentan que las reformas en pro de reestructurar el sector salud van a tener que esperar, dado que se busca cabildear puntos por demás polémicos con el objetivo de que vaya muy bien avalada y pase como pez en el agua.

Aquí lo complejo es que de no aprobarse antes del primer periodo de sesiones del próximo año sería muy complicada su aprobación, dados los tiempos políticos en que se trataría, lo cual la puede dejar en jaque.

La responsabilidad o la esperanza recaerá en la actual secretaria de Salud, Mercedes Juan, quien sigue de la mano de Funsalud, y tiene más que claro el padecimiento del Sector Nacional de Salud.

El esquema de Salud Universal es inminente, y deben hacerse adecuaciones que no entorpezcan su proceso esquemas políticos, sindicales o laborales. Es decir, se plantea un paquete integral de protección social y gratuita a todos los mexicanos, el pero aquí son los recursos, pues se podrían incrementar las cuotas. Lo cual seguro será tema de discusión, dado el costo contra servicio, aunque es un círculo vicioso que se debe romper ya, para que se normalicen las irregularidades.

Así que la separación plena de las funciones del SNS sería fundamental para garantizar la atención de las necesidades de salud de toda la población y al mismo tiempo, determinar con claridad las responsabilidades de las instituciones de salud.

Donde cada dependencia o instancia sigan operando de forma individual como un ente, pero que a su vez sean unidas a través de las necesidades y servicios que ofrecen al derechohabiente.

Que sea libere la decisión de los trabajadores para atenderse en la instancia que mejor les parezca, de tal suerte que así se controle gran parte del presupuesto de las instancias, regulando a su vez las tarifas de los servicios y operaciones, que hasta hoy se disparan de acuerdo con las decisiones de cada institución e incluso unidad médica.

Se debe luchar por la eficiencia de las instancias a cambio de un mejor presupuesto, sin que ello se traduzca en que decaigan las instancias.

La propuesta es ambiciosa, pero el círculo vicioso del sector nacional de salud son múltiples y se debe de romper por completo.

Es cierto que la medicina será agresiva, pero el padecimiento ya es crónico-degenerativo, que de no atenderse se caerá en picada sin regreso, más que al paso de la iniciativa privada para su rescate.

Todo parece indicar que la función de financiamiento independiente de la prestación se convierte en el elemento clave que proporciona equidad. Pero éste es el inicio de la gran reforma al sistema nacional de salud, sólo esperemos que las promesas se lleven a la realidad y no se queden en stand by, puesto que las reformas de los noventa simplemente ya se quedaron rezagadas ante las necesidades actuales y los ajustes que se realizan por parte de las directivas del IMSS y del ISSSTE deberán ser apoyadas por cambios más de fondo.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: