Estrategia de Negocios

Seguridad en disyuntiva

Nos llegaron documentos que destacan que de los cuatro equipos anti incendio que tiene el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), tres están fuera de servicio y sólo uno opera parcialmente. Pero todos tienen en promedio 15 años de vida, son tecnológicamente obsoletos y están fuera de las normas internacionales.

De acuerdo con el Cuerpo de Rescate y Extinción de Incendios (CREI), es un equipo que las normas internacionales estipuladas en el anexo 14 de la Organización de Aviación Civil Internacional establece como obligatorio para cualquier aeropuerto; en México, su constitución está prevista en el Reglamento de la Ley de Aeropuertos y se rige por la NOM 004 SCT, la cual, por cierto, debe ser revisada.

De acuerdo a estos lineamientos, aunque los concesionarios de los aeropuertos son los encargados de otorgar el servicio de rescate y extinción de incendios, la revisión del cumplimiento de esta obligación es responsabilidad de la autoridad aeronáutica, es decir, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), la cual no ha tenido la capacidad de hacer cumplir la ley.

Lo peor es que dicho problema no es exclusivo del AICM, todo parece que la mayoría de los 57 aeropuertos nacionales no garantizan a 100% la seguridad de los 56 millones de usuarios del transporte aéreo nacional porque los equipos antiincendios son viejos, no tienen mantenimiento y no cumplen con estándares de calidad internacional.

La obsolescencia de los equipos del AICM se debe, entre otras razones, a que durante el gobierno pasado no se actualizó la compra de estos equipos y en esta administración las licitaciones se han suspendido en dos ocasiones, 28 de diciembre de 2012 y junio de 2013, respectivamente, ante la sospecha de que los procesos estaban orientados a uno de los proveedores.

El Comité de Gerentes de las aerolíneas internacionales y nacionales que se reúne cada mes, sabe que es urgente que el AICM tenga más y mejores equipos antiincendios, pero desconocen en detalle cuál es la situación actual de los cinco equipos que tiene el Benito Juárez.

Se sabe que el Estado Mayor Presidencial compró en junio pasado un equipo antiincendio de tecnología alemana para garantizar la seguridad del jefe del Ejecutivo y su gabinete en cada una de las seis aeronaves, en caso de tener un aterrizaje de emergencia.

Caducos, robados y más

El tema de medicamentos caducos, robados e incluso piratas aún es un mal silencioso para el sector farmacéutico formal, y aunque no es un  tema exclusivo de territorio nacional, sí es necesario que se redoble y se cierren filas dado que el daño no sólo es a una industria, sino al país y a la sociedad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la venta de medicamentos apócrifos representa 10 % del mercado mundial, y aunque en México significan pérdidas de 6%, en un mercado de 160 mil millones de pesos anuales, la tasa de crecimiento es de doble dígito.

Ahora bien, de acuerdo con Canifarma estas prácticas ilegales representan pérdidas por nueve mil 600 millones de pesos anuales para el sector farmacéutico mexicano.

Durante la presente administración federal, la Cofepris, bajo la dirección de Mikel Arriola en coordinación con la PGR, que encabeza Jesús Murillo Karam, ha asegurado 180 toneladas de medicamentos ilegales, y sabemos que la lucha avanza, pero aún el padecimiento es crónico.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: