Estrategia de Negocios

Seguridad social, en puerta

La Ley de Pensión Universal y del Seguro de Desempleo son dos iniciativas de reforma que se encuentran ya en el Congreso siendo discutidas, aunque su aprobación todavía está en el aire.

El objetivo es que sean avaladas este año, que se fortalezca la seguridad de los mexicanos, tal cual lo ha presentado el presidente Enrique Peña Nieto.

Los nuevos mecanismos de seguridad social pretenden garantizar a los mexicanos una red mínima de protección de seguridad social y fomentar la formalidad para mejorar las condiciones de la población económicamente activa.

Con la Ley de Pensión Universal se busca atender a todos aquellos que no puedan obtener una pensión de carácter contributivo y que otorgue un piso mínimo de bienestar y protección que puedan aumentar los niveles de pobreza de los adultos mayores.

No hay que olvidar que una pensión universal refleja claramente el principio de solidaridad que debe existir en la seguridad social.

La propuesta plantea un beneficio mensual de mil 92 pesos y actualizarse cada cinco años conforme al índice de precios al consumidor.

Aunado a ello, el objetivo es que el gobierno federal aporte a un fondo financiero recursos presupuestales que serán individualizados en favor de cada mexicano.

Aunque es de aclarar que en estos casos las pensiones serán intransferibles e inextinguibles.

En fin, la propuesta de la pensión universal está en análisis al interior del Poder Legislativo, y aunque se dice que con su aprobación todos los mexicanos al llegar a la vejez contarían con una pensión, la realidad tendría que ver con un esquema de supervisión y que el esquema de pensiones se ordene; no hay que olvidar que poco más de 65% de las personas adultas nunca han cotizado al sistema de seguridad social.

En cuanto al desempleo se refiere, éste habrá que ver cómo funciona, dado que expertos internacionales en la materia han dicho que su funcionamiento depende de la situación económica de un país, y en la actualidad la mexicana no es la más envidiable.

Las condiciones en que se ha planteado es que el trabajador que califique para un seguro de desempleo debe haber cotizado por lo menos dos años, haber permanecido en condición de desempleo al menos 45 días naturales y no percibir ingresos económicos por concepto de jubilación, pensión o apoyo por desempleo.

La iniciativa de ley prevé que el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, en términos de lo establecido en las leyes que los regulan, tomarán las medidas legales.

No habría que hacer una pausa para que se pueda hacer limpieza y fortalecer las finanzas y funcionalidad de las instituciones de salud pública.

Habrá que seguir de cerca estas propuestas, donde para el seguro se prevé fondearlo con aportaciones superavitarias al Infonavit, claro, del trabajador, que en caso de no ser utilizadas pasarán a formar parte del ahorro del trabajador para el retiro. Ello no le sueña más a incremento de aportaciones a pensiones, que es muy necesario, pero por qué mezclar.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: