Estrategia de Negocios

¿Sí o no IVA en medicamentos?

Con mayor fuerza vuelve el tema del IVA en medicamentos. El argumento de que la tasa cero en estos productos sólo beneficia a la población de mayores recursos, dado que las personas de bajos recursos no adquieren medicamentos en farmacias, se potencializa.

La población de menores recursos se supone que está sujeta a esquemas donde la Secretaría de Salud, al mando de Mercedes Juan López, los apoya con medicina o bien algún programa de salud público.

En realidad este tipo de esquemas fiscales podría desahogar otros gravámenes que, lejos de ser recaudatorios, se han convertido en evasores, dejando a México nuevamente en uno de los países de menor recaudación fiscal.

Esta alternativa la analizan muy en serio autoridades e incluso la misma industria, donde especialistas nacionales e internacionales toman
la delantera.

De ahí que la recaudación de nuevos ingresos vía impuestos es la alternativa más realista, donde el gravar medicinas y alimentos traería grandes beneficios presupuestales, incluso cuando ello sea de forma gradual, de tres a diez
por ciento.

Aunque dicho gravamen en medicinas debería venir apegado con una reestructura en el sistema de salud pública, para que hospitales, laboratorios e incluso trabajadores entraran a un esquema que pueda soportar dicha alternativa sin caer en un esquema más complejo que el actual.

Por lo cual el IMSS y el ISSSTE necesitarían un reajuste mayor para adaptarse a los progresos que se van gestando, simplemente porque todavía ninguna de las instituciones de salud pública pueden cantar victoria.

La pregunta es: ¿se comenzarán a hacer cambios para alcanzar una homologación del IVA en todos los productos? Sin importar si son medicamentos o medicinas, a fin de cuentas ya no se puede escapar de una realidad internacional que alcanza a México.

Así que, como antes he mencionado, la realidad es que la aplicación del IVA a medicinas debería venir apegada con una reestructura en el sistema de salud pública, para que hospitales, laboratorios e incluso trabajadores del sector entraran a un esquema que pueda soportar dicha alternativa, claro, sin que ello signifique que el nuevo esquema de salud sea más complejo que el que actualmente  nos rige.

Una reforma fiscal más profunda traería consigo cambios a la Constitución y, por ello, se vuelve una alternativa inviable para algunos, pero urgente y necesaria para otros.

Elevar más los impuestos que se tienen, ampliar la base tributaria, crear otros impuestos, ajustar el presupuesto y reordenarlo, sí, todas ellas son alternativas, la realidad es que su complejidad las hace poco viables, aunque no imposibles.

En fin, habrá que seguir de cerca el tema, ya que podría comenzar a ser una realidad con la nueva reforma fiscal que ya se avecina en serio, tan en serio como la necesidad apremiante de recaudar más impuestos.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: