Estrategia de Negocios

Sí reforma, pero no renovables

Nos aseguran que sí sale este año la Reforma Energética, en qué condiciones y qué tanto se avanzará, eso lo veremos en estos días, porque en muchas ocasiones se han caído reformas casi a punto de salir.

Por lo pronto, en la reforma que se discute al interior del Poder Legislativo el tema de las energías renovables no es una prioridad. El tema más importante sería implementar un beneficio fiscal inmediato en la inversión que realizan las empresas de energías renovables, pero como la propuesta ha sido lo contrario, nos dicen que lo más seguro es que los legisladores mejor decidan dejar todo como hasta ahora.

Ahora bien, dejar todo como va en lugar de dar marcha atrás no es nada alentador, ya que las energías renovables son una realidad en México, al representar 25% de la energía que se consume, y su potencial todavía puede fácilmente duplicarse, aunque no se espera que sustituya a la energía de fósiles.

Sólo que en territorio nacional todavía las condiciones y la inversión en este rubro son incipientes para el potencial que se tiene, y en donde se puede perder competitividad de no hacerse nada.

A fin de cuentas, países europeos, los vecinos del norte e incluso naciones asiáticas van adelantados, y en México se vuelve a pensar que todavía pueden esperar la mejora de condiciones, para su detonante.

Es cierto que se requiere de un orden en las energías tradicionales y en las instituciones que encabezan el sector, me refiero a Pemex, al mando de Emilio Lozoya, e incluso seguir mejorando las condiciones de la CFE, que dirige Francisco Rojas, pero no se puede dejar a un lado los avances internacionales, por el contrario, lo correcto es avanzar a la par.

Y aunque es cierto que la energía vía hidroeléctricas, es decir, la que se produce con agua, va muy avanzada, el apetito en México es enorme, sólo hay que ver números.

Nuestro país cuenta con el doble de potencial para el desarrollo de energía solar, o 60% más que un país vanguardista, como lo son Alemania y España.

Aunque es una realidad que en México las condiciones para detonar este sector todavía dejan mucho que desear, mientras en Estados Unidos es subsidiado una parte del costo de la energía renovable, aquí no se tienen reglas de cómo aplicarse.

Aunado a ello la tramitología es una barrera a la inversión, y es que sí es posible instalar un sistema por habitación, no lo es así para la instalación de un parque general que le dé energía a todo un conjunto habitacional.

En fin, habrá que seguir de cerca lo que se aprueba en la Reforma Energética, porque es una realidad que las energías tradicionales son prioritarias en su ordenamiento, pero ojalá que los pasos que se den sean también para poner a las renovables como una prioridad, y no retrasar su proceso, a fin de cuentas, no deberían estar peleadas una con la otra, dado que se trata de un complemento y un avance para la nación y para inversiones frescas. ¿Será mucho pedir? Ojalá que no.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: