Estrategia de Negocios

Sin revés aéreo

Es una realidad que la evolución de muchas industrias ha dado paso a la desaparición no sólo de tecnología sino de empresas, prueba de ello fue la empresa Bíper, aún se recuerdan, y aunque en su momento fue un boom, en menos de cinco años quedaron en jaque.

Sin embargo, hay industrias que se podrían blindar para evitar su desaparición o desintegración debido a la competencia desigual, sin que ello represente el rezago de dicho sector.

En ese caso se encuentra el sector aéreo. Dicha industria no puede quedarse fuera de las reglas internacionales, me refiero al tema de “Cielos abiertos”, del que ya no se pueden dar largas si es que se quiere dar paso a una mayor conectividad e inversión.

No se puede hacer a un lado la apremiante necesidad de una política aeronáutica que siente las reglas para el sector nacional y los jugadores internacionales. Si bien es cierto que se ha venido hablando de ella desde hace más de una década, la realidad es que ya resulta urgente.

Dado que en la actualidad, incluso ya existen aerolíneas que se dicen mexicanas y su capital y su constitución directiva está lejos de serlo. Prueba de ello es que Aerounión ahora es propiedad de la línea Colombiana Avianca, y está catalogada como aerolínea nacional, al igual que MASAIR (que era propiedad de Lan Chile y ahora, con la fusión de está con la Brasileña TAM, se llama LATAM, siendo propiedad de la fusión de dos empresas extranjeras, a pesar de que aparece también como nacional.

Es una realidad que al interior del gobierno federal, al mando de Enrique Peña Nietoel tema se está cuidando y se busca dar una solución viable sin quedarse fuera de la competencia y reglas internacionales, así que la decisión no se dará este año.

En cuanto a la postura de los partidos de oposición en el Senado, me refiero a la del PAN y PRD se hacen escuchar, y estas van muy en línea, aunque es una realidad que está mucho más clara la del PAN, en esta ocasión encabezadas por Jorge Luis Preciado.

Iniciativa donde se destaca; “que en el intercambio de aeronaves no implique el dejar de cumplir la ley respecto a la nacionalidad del explotador aéreo en una ruta mexicana.

Además de determinar “limitaciones de acceso a los aeropuertos, particularmente al AICM, para evitar que queden limitadas a la capacidad operacional del aeropuerto y a la disponibilidad de slots.

Que se conserve  el porcentaje del 25% en el capital extranjero directo las aerolíneas mexicanas. Además de establecer una vigencia a permitir sistemáticamente la revisión de los resultados del convenio, para poder corregir resultados desventajosos para las aerolíneas nacionales.

En tanto el PRD, a través de Alejandra Barrales, deja claro que se deben revisar las diferencias en costos en materia de navegación aérea, transporte de combustible y de servicios aeroportuarios entre México y otros países, que constituyen una desventaja para las aerolíneas mexicanas; además de considerar la posibilidad de que las aerolíneas mexicanas sean autorizadas a realizar alianzas profundas con aerolíneas de otros países, sin riesgo en materia de competencia, tal como se han solicitado diversos actores.

Lo cierto es que la industria aérea nacional de 1991 a 2013 sólo ha crecido 111%, mientras que las firmas extranjeras crecieron 276 por ciento. Sin lugar a duda, deberán tomarse medidas en el asunto.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: