Estrategia de Negocios

Sin salida del TPP

Es una realidad que un nuevo tratado comercial, más tratándose del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) traerá consigo dolores de cabeza a las empresas que no estén preparadas para una mayor competencia, pero también se esperan oportunidades para otras industrias.

Hablamos del acuerdo comercial que involucra a 12 países que representan 36% de la economía mundial y una cuarta parte del comercio mundial. Donde se ven involucrados siete países con quienes México no tiene relación alguna, y una de las economías con mayor dinamismo y a la que no se le puede dar la vuelta, me refiero a Japón.

A decir de Moises Kalach, integrante de la Concamin y de las negociaciones del TPP, es imposible que México se quede fuera de dicho movimiento, más cuando se encuentra involucrado el principal socio comercial del territorio azteca, me refiero a Estados Unidos, con quien diariamente se comercializan productos equivalentes a un billón de dólares.

Punto por demás prioritario para los mexicanos y si no es por interés a 12 economías, sí debe ser por interés a que no se vea ensombrecido el NAFTA. De ahí que en más de dos años de negociaciones, a decir de Kalach, se han cuidado los pasos que da en sectores clave, para evitar que se pierda dicha presencia y, por el contrario, se ha buscado resaltar al territorio nacional en pro de que se aproveche su posición geográfica para que siga atrayendo rubros como la manufactura.

Para el presidente de la Comisión Empresarial para el TPP, con este tratado se continúa teniendo el mismo acceso a los mercados de Estados Unidos y Canadá, simplemente habrá más competidores, pero en igualdad en circunstancias.

Además de que nos convertimos en una posible liga entre Asia-Pacífico y toda la parte del Continente Americano, no obstante, para el líder empresarial, México cuenta con sectores defensivos y ofensivos; pero se han cuidado.

De ahí que las proyecciones, por ahora, es que se pueda acceder a estrategias que equivalen a 150 mil millones de dólares.

En fin, lo que ya es un hecho es que las negociaciones ya culminaron y se espera que en este año se oficialicen y comiencen las negociaciones al interior del Congreso. De tal suerte que sea en 2018 cuando entre en vigor.

Lo que sería primordial es que en dicho tiempo se pudieran levantar las condiciones económicas internas, mejorar las fiscales y darles mejores estrategias a las pymes, con el objetivo de evitar que la competencia sea un factor más que camine en contra, provocando que el país se convierta en un trampolín de economías y un país apetitoso por mano de obra barata.

Será un tema que habrá que seguir de cerca; a fin de cuentas, México no se puede cerrar a los acuerdos comerciales.

La pregunta es si se podrán poner mejores condiciones para una mayor competencia a partir de 2018 y que verdaderamente se juegue, si no bajo las mismas condiciones, sí con estrategias que permitan ser un jugador de respeto.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: