Estrategia de Negocios

Tarjetas de crédito, uso fiscal

El SAT desde que estaba al mando de Alfredo Ortiz Mena comenzó a implementar estrategias que le permitieran avanzar en cuanto a mitigar la evasión fiscal, pero sobre todo comenzar a abarcar los agentes que operan en la economía ilegal.

De ahí que a partir de este año los pagos que las personas físicas efectúen a sus tarjetas de crédito se asumirán como ingresos que el contribuyente deberá declarar por lo que, en su caso, pagará el impuesto correspondiente, de acuerdo con la reforma al título IV en la nueva Ley de Impuesto Sobre la Renta (L-ISR).

Las tarjetas de crédito serán una verdadera arma secreta para las autoridades, aunque principalmente para supervisar a las personas que no cuentan con un esquema fiscal formal, es decir, que su trabajo no esté apegado a una normatividad por honorarios o vía nomina.

Dado que permitirá a las autoridades cruzar información, para ver si existe alguna discrepancia con los ingresos que declare el contribuyente. En caso de que existiera, será receptor de un crédito fiscal, que en realidad significa que le deberá al Servicio de Administración Tributaria, que dirige Aristóteles Núñez.

Digo que principalmente enfocado a las personas que no cuentan con un esquema laboral regulado, porque éstas, en teoría ya declaran gastos e ingresos. Aunque en caso de que se excedan los movimientos de nivel de crédito límite en tarjetas de crédito, éste podría ser un foco amarillo para que el SAT pueda dar un vistazo a las operaciones de la persona o empresa de forma fiscal.

Es decir, se suele prestar la línea de crédito de su tarjeta bancaria y departamental a familiares o amigos, tenga cuidado, porque a partir de este año cada pago destinado a su plástico será contabilizado por Hacienda, al mando de Luis Videgaray.

Incluso si tiene extensiones de su tarjeta de crédito distribuidas entre sus familiares y su estado de cuenta no distingue entre los gastos efectuados a través de dichas tarjetas, como titular, será el responsable ante el fisco.

A fin de cuentas, hoy día en el país hay más de 18 millones de personas que tienen tarjetas de crédito bancarias.

De las cuales 80% no pagan el total de su deuda.

La realidad es que si bien es cierto se busca ir alineando a la economía informal, la cual representa siete veces el valor de Pemex, también lo es que se requerirán de medidas más amplias que permitan no sólo enfrentar el pago de sus contribuciones de forma mensual o anual, según sea el caso, sino ir más allá con sus compromisos.

La homologación del IVA como se venía aplicando en los años 70, será inminente si es que de verdad se quiere incluir a toda la población e ir por la economía subterránea, de lo contrario seguiremos viendo medidas que van ajustando a la población, pero castigando cada vez más a los que ya pagan.

Así es que no habrá que perder de vista los pasos que den las autoridades fiscales, así como de las decisiones que se tomen al interior del Congreso, donde esperamos que las medidas vayan en torno a la mejora de un país y todos pongan y se eliminen tantos beneficios innecesarios.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: