Estrategia de Negocios

Trabajo, ¿para quién?

No hay empleo, o no hay personal que cubra los puestos laborales que se generan, o será qué, aún hay que esperar a que dé resultados lo que se ha instrumentado.

Los principales organismos internacionales en forma permanente se ocupan del problema. La Organización Internacional del Trabajo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Organización Mundial del  Comercio (OMC), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) se encuentran vigilantes de este fenómeno que altera las condiciones económicas mundiales.

En el país las autoridades federales y locales nos anuncian los cambios que ocurren, sin embargo hay un “pero” que no permite ver la reactivación de nuevas plazas laborales.

A decir de Hugo Ítalo Morales, abogado laboral, es necesario que se den a conocer los vaivenes que hay en materia laboral para poder comenzar a ver soluciones en donde la responsabilidad sea compartida: gobierno federal, IP, organismos sindicales y sociedad.

Donde en definitiva el liderazgo tiene que ser encabezado por las secretarías del Trabajo, que comanda Alfonso Navarrete; Hacienda, de Luis Videgaray; Salud, que encabeza Mercedes Juan López, y Banco de México, al mando de Agustín Carstens. Pero todo indica que los antecesores de los secretarios de Estado se comprometieron, aunque no es así.  Será que de verdad ¿prometer no empobrece?

A inicios de 2010, cuando el PAN se encontraba gobernando, la Secretaría del Trabajo aseguró  que con las reformas legislativas en materia laboral que se habían presentado ante el Congreso en forma inmediata aumentaría el empleo en un mínimo de 875 mil nuevos puestos (informe de la Subsecretaría del Empleo y Productividad Laboral, después de la presentación de la iniciativa).

El Seguro Social anunció un aumento desmesurado de afiliaciones asegurando que constituían nuevos trabajos (en realidad se regularizaron empresas, como una consecuencia de las auditorías realizadas por la dependencia y las calificó como nuevos empleos).

Hacienda y Crédito Público se solidarizó con estas manifestaciones y en audiencia pública se preciaba del cumplimiento de las promesas gubernamentales en la materia.

El Banco de México declaró públicamente que de acuerdo con sus estadísticas se lograría un aumento inmediato de 190 mil nuevos empleos.

Han pasado varios meses a partir de la aprobación de la nueva Ley Federal del Trabajo y ninguna de las dos posiciones se han realizado. En efecto el empleo en nuestro país no se ha incrementado en la medida de los diferentes criterios expresados por las autoridades.

Tampoco se ha presentado el panorama desolador y desesperanzador anunciado por la clase trabajadora, puesto que no ha habido manifestaciones, paros o inconformidades generalizadas. Entonces, qué pasa. La tarea todavía es ardua para la actual administración, o será cosa de tiempo.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: