Estrategia de Negocios

Trabajo y educación, de la mano. ¿Será?

¿Que retomarán la Secretaría del Trabajo, al mando de Alfonso Navarrete y la Secretaría de Educación, que comanda Emilio Chuayffet, la posibilidad de alianzas que les permitan trabajar en pro de reducir el desempleo en el país, por falta de talento? Ojalá que sí, porque hasta ahora esa propuesta que parece ser una alternativa viable de raíz, se ha quedado en sólo un buen deseo.

El objetivo es que los tipos de profesionistas que hay en el mercado laboral ayuden a la productividad del país, porque a pesar de sus estudios, no todos pueden insertarse en el campo de trabajo.

Esto con el fin de que los profesionistas en el aparato productivo, el gasto y la inversión sean rentables, es decir, haya un efecto sobre la generación de riqueza y sobre la movilidad social.

En la actualidad, el promedio de las personas que tienen niveles de estudio medio superior hacia adelante enfrentan fuertes problemas de desempleo en el país, en muchos casos no por falta de talento, sino de orientación vocacional sobre las necesidades reales del mercado laboral.

Es muy claro que la limitante que tenemos es que el país, en la parte industrial es altamente maquilador, no genera industria de innovación, estamos hablando de áreas electrónicas, microelectrónicas; más que maquilar, el desarrollo debe ser en la innovación.

En México, en los últimos años, los pagos para las personas que ganan más de tres salarios mínimos han disminuido, lo cual implica que las personas de mayores estudios no tienen posibilidades de ganar mejor.

La situación laboral se complica porque no hay opciones claras para que los jóvenes puedan abrir sus empresas, es decir, no hay estrategias de financiamiento para nuevos socios.

No habrá que perder de vista los pasos de estas dos dependencias a ver si ahora sí pueden implementar medidas que sienten bases sólidas en pro de la educación y el empleo inmediato, pero sobre todo de futuro.

Ferroviarias vs. siderúrgicas

Las empresas siderúrgicas se verán obligadas en estos días a sentarse con las empresas ferroviarias para buscar un acuerdo en los contratos de carga entre ambas partes, en las que se prevé que las ferroviarias buscarán acuerdos que les permitan sortear las inminentes normas regulatorias.

A fin de cuentas se encuentra pendiente en el Senado de la República la nueva normatividad en materia ferroviaria, de la cual las siderúrgicas han sido las únicas defensoras abiertas a través de la Canacero.

Sabemos que empresas como Ternium, Mittal, AHMSA o Deacero están decididas a apoyar la iniciativa ya aprobada por los diputados, pero no pueden poner en riesgo el transporte de un insumo que es fundamental para el funcionamiento de la economía.

Las firmas ferrocarrileras cuentan con el voto de un grupo de senadores encabezados por Javier Lozano y han buscado en estos días generar un ambiente favorable en la opinión pública, pero en definitiva la última palabra estará en la decisión del Senado, donde existe una posición favorable a las normas para limitar las prácticas monopólicas.

No habrá que perder de vista la última decisión donde las compañías siderúrgicas tendrán que negociar en las peores condiciones la renovación de los contratos de transporte con los concesionarios ferrocarrileros. Podrá intervenir la autoridad en pro del sector industrial, o ¿será mucho pedir?

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: